Escucha esta nota aquí

Ximena Behoteguy considera que en el actual mercado financiero de Bolivia todavía hay espacio para seguir trabajando y ofrecer nuevos servicios. Es una convencida de que el rol de la mujer en las microfinanzas es determinante, por lo que considera que se debe seguir trabajando para consolidar la presencia femenina en el sistema financiero boliviano.

- ¿Cómo fue encarado el tema del diferimiento?
Este es un tema sensible que fue abordado con la mayor responsabilidad. Nuestros clientes se caracterizan por ser excelentes pagadores y ante esta eventualidad buscamos la mejor manera de encarar el problema, siempre dentro de lo que indica la ley.

- Hay quejas de algunos prestatarios de que no se está respetando el valor de sus cuotas y se les busca cobrar un monto mayor al establecido, ¿qué lectura hace al respecto?
En el caso particular de FIE, no se va a cobrar ningún tipo de interés extra por las cuotas que fueron diferidas, eso la ley no nos permite. Vamos a trabajar de manera personalizada con nuestros clientes para encontrar la mejor manera de que cumpla con sus pagos. Nosotros tenemos la obligación de dar soluciones.

- ¿Hubo alguna medida para apoyar a sus clientes durante la emergencia sanitaria?
Se trabajó en dos productos, el primero fue el crédito Reactívate, que se trata de un préstamo aprobado de hasta Bs 2.000 a sola firma que se brindó al inicio de la pandemia. Otro servicio fue FIEAliados, un espacio semanal en nuestras redes sociales para promover los negocios de nuestros y nuestras clientes del sector de la microempresa, con el fin de impulsar sus ventas, reactivar sus negocios y estimular el consumo de productos de nuestro país.

Se debe hacer notar que, durante mayo y junio, realizamos el desembolso de cerca de $us 10 millones y se benefició, oportunamente y en el momento de mayor crisis, a unos 40.000 clientes.

- ¿Cuál es el nicho de negocios que FIE atiende?
Atendemos a todos los segmentos de mercado, bajo un principio de inclusión. En cuanto a nuevos nichos de mercado, vamos a profundizar nuestro apoyo al sector agropecuario, pues somos el primer banco en microcrédito agropecuario. También contamos con una alianza estratégica con Rabobank, un banco holandés líder en el mundo y especializado en crédito agropecuario que trabaja bajo la misma premisa de aportar a la inclusión financiera y la seguridad alimentaria. 

Banco FIE tiene una cartera agropecuaria de $us 365 millones, de los cuales más de la mitad ($us 195 millones) están colocados en Santa Cruz.

_¿La pandemia impactó en el negocio de los seguros?
Al cierre de septiembre, contamos con aproximadamente 85.000 pólizas activas. En los últimos 12 meses se han beneficiado de la cobertura más de 300 familias, de las cuales más del 50% corresponde al periodo de pandemia. 

Este año, además, adaptándonos a la nueva coyuntura y conscientes de las necesidades y preocupaciones de nuestros y nuestras clientes, lanzamos el ‘Seguro de Vida Covid’, junto a Alianza Seguros y Reaseguros, un seguro de vida que tiene por objeto el pago de una indemnización en caso de muerte por cualquier causa, incluido Covid–19, así como acceder a un descuento permanente del 20% en farmacias por la compra de medicamentos.

- El aislamiento dinamizó el uso de la banca digital...

En este aspecto, el banco ya venía trabajando, pero cuando se estableció la cuarentena vimos que debíamos trabajar más, pues había muchos aspectos a mejorar. Banco FIE cuenta con 98.135 clientes afiliados al servicio de banca electrónica. En los primeros nueve meses del año, registró un crecimiento del 117% en el número de transacciones realizadas de manera electrónica. El 70% de estas transacciones fue realizado a través de la banca móvil, y el 30% a través de la banca por internet.

_¿Cuál es el rol de la mujer en la actividad financiera de FIE?
Para Banco FIE la inclusión financiera es un elemento clave para el empoderamiento económico de las mujeres y para lograr la equidad de género. Para ello, la entidad brinda productos y servicios financieros adaptados al ciclo de vida de la mujer, con un impacto importante en las familias y en la comunidad, sobre todo si se toma en cuenta que el 66% de las clientas del banco lleva adelante hogares monoparentales, en los que sus ingresos son los únicos que sustentan la familia.

Comentarios