Escucha esta nota aquí

Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB) prevé en 2022 poner en marcha la planta industrial de carbonato de litio (grado batería) que actualmente está en construcción y montaje.

Según el informe oficial de esa empresa estatal, se proyecta alcanzar una producción de 15.000 toneladas por año y que superarán las exportaciones de este compuesto mineral.

"A partir de esta planta lograremos la producción de materiales catódicos y baterías de ion-litio, en ambos casos también a nivel industrial. Proyectos como éste muestran claramente que los bolivianos si sabemos de litio, de su explotación, producción y comercialización", menciona.

En 2013 iniciaron las pruebas piloto de producción de carbonato de litio de 10 toneladas por año y en la presente gestión llegará a las 600 toneladas por año con escala semi - industrial.

El informe agrega que YLB concretó la venta de 530 toneladas de este valioso derivado del litio a la empresa Ganfeng Lithium, comercializadora de este compuesto a nivel mundial.

También la empresa estatal produce en su planta industrial de Llipi más de 17.000 toneladas de cloruro de potasio (otro derivado de los recursos evaporíticos) y cuya cantidad supera a la producción y venta de anteriores gestiones.

"Todo esto con conocimiento y tecnología desarrollada por el personal boliviano. Con esto se demuestra que la afirmación en cuanto a la extracción del litio esté atrasada es falsa", señala YLB.

La empresa estatal menciona los convenios con Quantum o Mobi como una muestra de la incursión en la aplicación de baterías elaboradas por manos bolivianas para vehículos eléctricos.

Comentarios