Escucha esta nota aquí

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) negó las versiones que surgieron hoy de funcionarios de la entidad en el sentido de que hay una fuga de amoniaco y nitrógeno en la planta de amoniaco y urea. El complejo reinició sus operaciones hace tres días (lunes 6 de septiembre).

EL DEBER al tener acceso a fotos de la supuesta fuga envió la misma a YPFB como también a exfuncionarios de la petrolera para constatar la veracidad del hecho y tres expertos indicaron que se trataba de un escape de amoniaco debido a una falla en la estructura. Desde el mediodía, los comunicadores de YPFB indicaron que la gerencia general se pronunciaría al respecto, pero no negaron el incidente ni indicaron que fuera falso. Se insistió durante toda la jornada a través de llamadas y mensajes de WhatsApp, y los funcionarios de la petrolera indicaron que también estaban esperando un comunicado oficial sobre el tema para enviar a los periodistas que solicitaban la versión de la empresa.

Sin embargo, al promediar las 22:50, Luciano Montellano, vicepresidente Nacional de Operaciones de YPFB, en contacto con la red televisiva ATB, negó la fuga denunciada por operarios a EL DEBER y dijo que la planta funciona bajo los estándares de seguridad más altos. Desde la petrolera indicaron que era la voz autorizada de la compañía.

Más temprano, un operario de la planta consideró que no hubo un plan serio de mantenimiento previo y tampoco un procedimiento correcto de arranque con testeo o rehabilitación de cada equipo. “Si sortean este problema aparecerán otros y esa acción de parar y encender la planta petroquímica es quitarle vida”, indicó.

Sin embargo, Montellano sostuvo que toda la operación es continua, la planta está produciendo y todo sus sistemas funcionan de forma óptima. “El plan de mantenimiento se ejecuta desde noviembre (de 2020). La planta funciona y los
procedimientos se llevan adelante”
, precisó.

Considera que se tiene un costo de producción óptimo de acuerdo a los márgenes previstos. "Los procedimientos siguen una serie de recomendaciones de las mejores prácticas, en base a este know how se lleva adelante la operación. La evidencia más clara es que la planta está produciendo a un porcentaje mayor de lo previsto; es decir, a un 75% de su capacidad instalada", destacó.

Asimismo, adelantó que YPFB organizará una visita a la planta con periodistas para que verifiquen en el lugar las condiciones en las que está operando el complejo petroquímico.



Comentarios