Escucha esta nota aquí

Recientemente la estatal, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Boliviano (YPFB) anunció el hallazgo de hidrocarburos en el pozo Yarará X1. Desde el presidente Luis Arce Catacora, hasta las principales  autoridades del sector, calificaron de histórico el descubrimiento, sin embargo, en marzo de este año, la expresidenta Jeanine Áñez, ya había hecho el mismo anuncio.

Incluso la exmandataria dio la noticia con "bombos y platillos", en el marco de la firma de la adenda de contrato de gas natural entre Bolivia y Brasil, que se realizó en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra el 6 de marzo.

“Quiero anunciarles que en las últimas horas nuestra empresa nacional YPFB ha hecho dos hallazgos muy importantes para nuestro país. El pozo ubicado en Santa Cruz, comenzará a producir petróleo en aproximadamente un mes", afirmó la presidente, en ese evento.

Esa vez, el entonces presidente de YPFB, Herland Soliz dijo que el pozo Yarará tendría una producción de 400 barriles por día (BPD) aproximadamente, y que la perforación llegó a 4.000 metros de profundidad.

Reporte estatal

Con el rotulo de “excelentes noticias para el país”, mediante un comunicado de prensa la Estatal YPFB, informó el ‘éxito’ exploratorio de Yarará X-1, que permitieron visualizar un potencial de 13,7 millones de barriles de petróleo (MMbo) y 76,8 billones de pies cúbicos de gas natural (BCF).

Al igual que el informe dado por Soliz, la Gerencia Nacional de Exploración y Explotación de YPFB dijo que el pozo en producción tendrá un caudal inicial de 300 a 400 barriles por día.

Un analista que pidió no ser citado, sostuvo que el Gobierno exageró el hallazgo para dar una buena noticia al sector en víspera del día del petrolero. Además, observó que el campo es pequeño.

Análisis

El exministro de hidrocarburos, Álvaro Ríos, sostuvo que el pozo fue descubierto hace un año, durante la gestión del entonces presidente, Evo Morales.

Cuestionó que pese a que el Gobierno de transición tenía toda la información para desarrollar este proyecto no lo hizo. Además, aseguró que el anterior ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, se dedicó a moverse más en el ámbito político.

Es un campo somero: tiene petróleo y puede producir, con la perforación otros dos pozos, entre 1.300 y 1.500 barriles de petróleo por día. Es un campo pequeño, y vamos a dejar de importar hasta 35 millones de dólares por año, sin embargo, el país puede llegar a gastar hasta 2.000 millones de dólares al año en la importación de combustibles líquidos”, dijo.

Pese a que el descubrimiento no es de magnitud, Ríos, aseguró que es importante desarrollar el campo.

“Me alegra que YPFB lo ponga en producción porque el Gobierno de transición y el ministro de hidrocarburos se dedicó a hacer campaña, cuando ya pudimos tener esa producción en marcha”, cuestionó.

Comentarios