Escucha esta nota aquí

El 2020 fue un año para el olvido en el negocio del gas natural y petróleo. De acuerdo con los datos del Ministerio de Hidrocarburos la producción del gas, principal producto de exportación a Argentina y Brasil, se contrajo hasta un 17%, mientras que la de líquidos (gasolina y diésel) bajó a un 13%. 

Ante esto, la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) informó que durante la gestión 2021-2022, ejecutará un plan de exploración que comprende la ejecución de 20 proyectos, que alcancen una inversión de $us 400 millones.

Los datos se desprenden de un informe de rendición de cuentas 2020 de esa cartera de Estado.

De forma concreta, el informe detalla que la producción de gas natural pasó de 52 millones de metros cúbicos día (MMm3/d) a un promedio de 43 MMm3/d.

En tanto que la producción de hidrocarburos líquidos se redujo en un 13%, de 48.000 a 42.000 barriles por día.

En su informe, el ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, culpó de esta disminución al Gobierno de transición, que según la autoridad postergó los proyectos de producción y exploración que tenía previsto el Ejecutivo.

Incluso sostuvo que el promedio de ejecución de las inversiones en el sector energético no superó el 26% en la gestión de Jeanine Áñez, lo que se tradujo en la paralización de proyectos destinados a mejorar la producción de hidrocarburos y electricidad.

En 2020 se tenía previsto un ingreso de $us 1.900 millones; sin embargo, la reducción ha sido de un 15%”, señala.

Comercio exterior

El informe señala también que las exportaciones de gas natural a Brasil, fueron de 18,19 MMm3/d como promedio anual. Pero, este comportamiento fue variable, y entre enero y octubre se tiene un volumen comercializado de 17,43 MMm3/d, incrementado entre noviembre y diciembre a un promedio de 22 MMm3/d, lo que implica un incremento del 26%. 

La venta de gas natural a la Argentina tuvo un promedio de 14,84 MMm3/d.

Plan de exploración

En este contexto, la estatal YPFB, según un comunicado de prensa, tiene previsto ejecutar un plan de exploración en los departamentos de Cochabamba, Santa Cruz, Tarija, Chuquisaca y el norte amazónico que comprende Beni y Pando.

Justamente en el sur del país está Churumas, San Telmo, Astillero (Tarija), cuya producción irá a alimentar la planta de San Alberto, campo que se encuentra en declinación. Mientras que la estatal YPFB Chaco trabaja en Chuquisaca en las áreas Itacaray, Sauce Mayu, Ingre e Iñau.

“Ahí vamos a tener una fuerte actividad exploratoria”, dijo.

El vicepresidente de Administración, Contratos y Fiscalización (Vpacf) de YPFB, Armin Dorgathen, informó que se prevé invertir en exploración más de $us 400 millones comprometidos por las operadoras y la estatal petrolera.

El exministro de Hidrocarburos, Álvaro Ríos, observó el plan de inversión que en 2021 tiene una capacidad de producción de 47 MMm3/d porque los mercados externos no están demandando mayores volúmenes.

“A mí me place que el Gobierno esté preocupado por este tema (de incrementar las reservas de gas natural), pero no hay suficientes recursos económicos para poder explorar. Se necesita de una reforma estructural para que importemos gas”, dijo.

Comentarios