Escucha esta nota aquí

La estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) admitió haber tenido una reunión con la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) y el Ministerio de Hidrocarburos y Energías, además de entidades del sector eléctrico, donde gestionó “el uso racional del gas” ante los bajos niveles de producción.

Este domingo EL DEBER reveló que, en una reunión realizada el 27 de agosto, “YPFB informó que, bajo las condiciones de producción de gas natural actuales, existe riesgo de no cubrir la demanda total, y la posibilidad de incumplimiento a los mercados de exportación y la generación de multas”.

En este sentido, EL DEBER envió consultas vía correo eléctrico al equipo de prensa de Yacimientos para que la empresa estatal hiciera su descargo al igual que al Ministerio de Hidrocarburos, pero las preguntas nunca fueron atendidas.

El descargo de YPFB llegó horas después de publicada la nota. Mediante los micrófonos del canal estatal Bolivia TV, el vicepresidente de Administración de Contratos y Fiscalización de YPFB, Armín Dorgathen, cuestionó la nota, pero admitió que la reunión fue real.

Según el ejecutivo, citado por la agencia ABI, en este encuentro se gestionó el uso racional de gas en la generación de energía eléctrica, ante el cambio de la matriz energética en el país con la incorporación de fuentes renovables y así poder consolidar nuevos contratos externos de venta de gas natural, con mejores precios.

“La demanda de gas en el mercado interno siempre va en constante crecimiento, más en esta época donde el consumo es mayor. La provisión está garantizada al igual que los niveles fijos de exportación a Argentina y Brasil (…). No se descuida la demanda interna, porque es la prioridad; tenemos varios proyectos en marcha para dotar de gas a la población boliviana y consolidar nuevos mercados”, aclaró.

Sin embargo, desde hace años, varios especialistas del área e incluso autoridades del sector hidrocarburífero han cuestionado la falta de exploración de YPFB, en especial en la época de bonanza y buenos precios que coincidió con la presidencia del exmandatario Evo Morales.

Es más, esta situación fue admitida en su momento por el actual ministro de Hidrocarburos, Franklin Molina, en el plenario de la Asamblea Plurinacional.

A esto se suman las declaraciones del presidente, Luis Arce Catacora, en la ciudad de Warnes, el pasado 19 de septiembre cuando dijo: “No hay que tenerle miedo a que se acabe el gas” porque se están desarrollando proyectos de energías alternativas.

Sobre el reporte de EL DEBER, Dogarthen dijo que se trata de una información 'tendenciosa y falsa', que solo busca desprestigiar y desestabilizar la gestión de la estatal petrolera. No obstante, en reiteradas ocasiones este medio hizo llegar solicitudes de información a YPFB con el rótulo de urgente, pero en todas las ocasiones la empresa estatal se mantuvo en silencio. Es más, después de publicadas las notas la petrolera usa los medios estatales para cuestionar el trabajo que realiza el equipo de prensa de EL DEBER.

Comentarios