Escucha esta nota aquí

A 10 meses de paralizar las operaciones en la planta de Urea en Bulo Bulo, la estatal YPFB lanzó dos licitaciones en busca de consultores para que realicen dos estudios de mercado; uno para la exportación y otro para la venta interna del fertilizante. Para dicho procedimiento, la petrolera asignó $us 177.172. 

Ambas licitaciones fueron publicadas el 4 de septiembre. El proceso terminará el 30 de este mes.

De acuerdo a la documentación a la que accedió EL DEBER, uno de los procesos realizará un estudio de la demanda nacional y la de países vecinos como Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay, Chile y Perú, es decir, todo el “contexto Sudamericano”.

Se requiere contratar a una consultora con conocimiento específico en estudios de mercado para la exportación de urea, en base a las perspectivas de los mercados internacionales de la región; así como aspectos técnicos, logística, localización, y otros establecidos en el alcance que pudieran determinar las condiciones comerciales más óptimas para YPFB”, detalla parte del documento base de la licitación.

Este contrato tendrá una duración de 70 días. El precio referencial para este estudio es de $us 120.000.

Con datos sobre aspectos técnicos, logística y localización, la estatal busca determinar las condiciones comerciales más óptimas para YPFB.

La segunda licitación hace referencia a un “Estudio de mercado interno para el fertilizante nitrogenado urea de YPFB”. En detalle, la estatal busca conocer la percepción del producto nacional en relación a la urea de importación.

De acuerdo con el documento base de contratación, la consultora que se adjudique el proceso deberá segmentar el mercado mediante un mapeo detallado que incluya una georreferenciación de los distribuidores, comercializadores (mayoristas y minoristas) registrados y no registrados en el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria y Ganadera (Senasag).

Para este proceso el precio referencial es de $us 57.172

En el ojo de la tormenta

La planta de Urea fue uno de los proyectos estrellas del expresidente Evo Morales. Con una inversión cercana a los $us 1.000 millones, su construcción fue objeto de críticas; primero por su ubicación: fue hecha en pleno trópico cochabambino, y por la irregularidad de su producción.

El complejo petroquímico fue inaugurado en 2017, pero siempre operó a medias. Muchos analistas calificaron al proyecto como un 'elefante blanco'.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), procesados por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), entre enero y abril de 2019, la exportación de urea había generado $us 75 millones por la exportación de más de 305 millones de kilos a Argentina, Brasil y Cuba.

En el mismo período de este año sólo se exportaron 20 millones de kilos, lo que representa un valor de $us 4 millones.