Escucha esta nota aquí

La estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) rechazó los datos vertidos por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) sobre la exportación urea y dijo que los ingresos por exportación del fertilizante, producido en la planta de Bulo Bulo, superan las cifras reportadas.

La estatal también cuestionó el trabajo informativo de EL DEBER que hizo público las cifras del INE. El sábado esta casa periodística elaboró una nota en la que se revela que las exportaciones de urea – hasta el mes de noviembre – llegaron a los $us 8 millones.

Exhortamos, respetuosamente, a los periodistas a verificar la veracidad de los datos que proporcionan a la ciudadanía, pues no solamente ponen en riesgo la credibilidad de la empresa más importante de los bolivianos sino también la suya, puesto que un medio de comunicación tiene la obligación de ser responsables de toda la información que infunde”, dijo en un comunicado la empresa estatal.

No obstante, la nota fue hecha en base datos extraídos del boletín estadístico de Comercio Exterior (Comex) que de forma mensual pública el INE. Este documento reporta datos relacionados a la exportación e importación. Y el trabajo de EL DEBER fue reflejar los números oficiales que maneja el Gobierno.

Sin embargo, ante información publicada -en base a datos oficiales – YPFB dijo que los ingresos generados por la planta de Urea por exportación y venta en el mercado interno llegaron a $us 52,18 millones en 2021.

Incluso YPFB aseguró que, en lo que va de enero, los ingresos fueron de $us 7,76 millones. Según la compañía, las ventas totales llegaron a los $us 59,9 millones.

En cuestión de producción, según la estatal, entre septiembre y enero la planta de urea produjo 99.290 toneladas de urea de esta cantidad, 29.587 toneladas cubrieron la demanda del mercado interno mientras que otras 69.703 toneladas se destinaron a la exportación.

Cuestionamientos

La anterior semana surgieron cuestionamientos al manejo que realiza YPFB en el interior de la planta de urea que, en promedio, opera a un 66,6% de su capacidad instalada y que tiene una elevada planilla.

Las observaciones surgieron porque, desde el interior de la empresa, varios técnicos denunciaron el desplazamiento que hizo la estatal de profesionales nacionales para la contracción de extranjeros que ganan tres veces más.

Ante la avalancha de críticas, el ministro de Hidrocarburos, Franklin Molina, admitió que la estatal paga más de Bs 200.000 a un especialista extranjero, y que este monto se encuentra dentro del estándar internacional.

Incluso dijo que el presupuesto para el personal llega a los $us 44,3 millones. Además negó cualquier tipo de percance o paralización de producción en el interior del complejo petroquímico.

Dijo esto pese que existen reportes oficiales, a los que accedieron medios como Los Tiempos y EL DEBER, que confirmaban la paralización de la planta en varias oportunidades. Yacimientos negó esta situación, pero después aseguro que los paros registrados fueron en equipos específicos sin afectar la producción.

Comentarios