Escucha esta nota aquí

Después de varias denuncias y observaciones de supuesto sobreprecio en la importación de combustible, en especial de diésel, YPFB reveló a EL DEBER que adquirió el producto a $us 102 el barril. De esta cantidad un 45% corresponde al pago por el insumo y un 55% a la logística. Dos expertos observaron el elevado costo del transporte y sugirieron buscar a otros proveedores del servicio o realizar el traslado a través de ductos.

En días pasados surgieron denuncias sobre un presunto sobreprecio en la adquisición de este combustible. Primero los legisladores del Movimiento Al Socialismo (MAS) cuestionaron el mecanismo usado para realizar las compras. Luego el abogado Otto Ritter fue más allá y acusó a la estatal de realizar esta compra con un precio de $us 124 el barril, cuando el costo del petroleo está en su cotización más baja.

Precios

Ante estos cuestionamientos y ante la consulta de EL DEBER si era cierto que se pagó este monto, la estatal, a través de un informe enviado a esta casa periodística, explicó que “el costo de importación del diésel oil puesto en Santa Cruz para el mes de abril 2020 fue de un estimado de $us 102”. Además, asegura que la referencia es menor a lo importado por la anterior administración.

“Los costos de importación promedio ponderado de diésel oil puesto en Santa Cruz en el 2018 fue de $us 128/bbl (el barril) y en 2019 fue de $u 118”, aseguró la estatal.

Además, aclaró que la denuncia hecha por Ritter,  fue sustentada en notas de adjudicación publicadas en la página web de YPFB no son cotizaciones realizadas en dólares por barril sino a centavos de dólar por galón (CPG).

“Un barril norteamericano está compuesto por 42 galones en el sistema anglosajón de unidades”, explicó YPFB.

El abogado (Ritter) dijo que la compañía pagó 124 dólares por barril puesto en Santa Cruz, pero según la estatal, la referencia correcta es de 124 centavos de dólar por galón (CPG) - o $us 1,24 en el sistema convencional-  que cubre el servicio de suministro y costos logísticos puesto en Santa Cruz.

Desde la compañía indicaron también que, durante todo el 2020 los costos de importación de diésel se dividirán en 45% por el pago del producto, mientras que otro 55% por el transporte. Es decir, que el precio del barril en abril tuvo un costo de $us 45,9, mientras que el transporte costó $us 56,1

Yacimientos señaló que el costo final de importación de diésel o gasolina está compuesto por la cotización internacional del producto que fluctúa en función a la oferta y demanda del mercado mundial sumado a los costos de la logística internacional (buque, barcaza o cisterna), logística nacional (cisterna o tren).

 Además, a esto se suma "el costo de almacenaje en una planta internacional cuando corresponde, el seguro internacional del producto, el precio del servicio de suministro y gastos financieros".

Observaciones

El expresidente de la Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía (CBHE) Carlos Delius observó el elevado costo del transporte. Dijo que es necesario que se busquen alternativas más económicas para el país.

Dejó en claro que la logística de transporte del combustible se solucionaría a través del transporte por ductos. Actualmente los combustibles se transportan mediante cisternas.

“Hay ver cuáles son los costos por cada ruta. El problema boliviano es logístico, YPFB debería tener la logística desde puerto y no comprando camiones, se debe hacer como se hace en todo el mundo por tubo y tener la posibilidad de traer por cañería tanto crudo y producto terminado de Argentina vía Refinor”, dijo.

Para el experto la no solución de este problema es algo que favorece a muchas personas que se benefician de esta situación.

Además, sostuvo que “el precio del producto no pareciera reflejar la caída del precio del petróleo”. Las cifras que da YPFB son verificables y si han cometido algún error la institución quedará mal parada.

“El margen que refinación no está a más de $us 10 o $us 15 arriba del barril del crudo”, señaló.

Por su parte, el especialista en hidrocarburos, Hugo del Granado señaló que “seguramente el precio negociado por YPFB fue hecho con cotizaciones previas a caída del petróleo para el mes de mayo”.

A finales de abril, los precios de venta para los contratos de venta futuros de crudo para mayo cayeron hasta valores negativos.

Sostuvo que es normal que el precio del combustible sea más caro porque es un producto refinado. Pero aun así dijo que se pudo haber negociado mejores  precios tanto del producto como de la logística.

“Todas estas dudas se originan por la falta de transparencia. Se debió hacer una cotización pública de precios, con varios traders, que abundan, y escoger los precios más accesibles. Los mismo con la logística”, señaló el experto.

Coincidió con Delius en que Yacimientos debe de buscar otras alternativas para el transporte de combustibles líquidos, como la de ductos y aprovechar la infraestructura que existe en el país y que antes se usaban para exportar petróleo a Argentina.

Desde YPFB indicaron que los procesos de suministro de combustibles por emergencia se adjudicaron por un plazo máximo de 90 días hasta el 30 de junio de 2020 a empresas internacionales que cumplieron con todos los requisitos técnicos y mejores ofertas económicas para realizar la provisión de suministros en cada punto de acceso al país, como Tambo Quemado, Pisiga, Desaguadero (en el occidente), Yacuiba (el sur) y Puerto Quijarro (en el oriente).

Abastecimiento

Con relación al abastecimiento del carburante, la estatal dijo que un 64% del producto fue importado con contratos vigentes equivalente a 53.000 m3 que fueron utilizados para abastecer al sector agro industrial, al transporte de alimentos y para la generación de energía eléctrica en los sistemas aislados.

Con relación a la demanda, según cifras de YPFB, se tenía programado un requerimiento de 147 millones de litros para el mes de abril. Pero por finalmente el mercado interno, por la emergencia sanitaria, solo requirió 53 millones de litros, un caído de 63,9%.

Conferencia suspendida

Para esta martes el presidente de la Estatal, Herland Solíz, convocó a una conferencia de prensa, sin indicar el tema que iba abordar, para las 15:00. Pero minutos después fue suspendida sin ningún tipo de explicación.

Desde el ministerio de Hidrocarburos, también se convocó a una rueda de prensa para este martes a las 16:30