Escucha esta nota aquí

La llegada de la primavera viene cargada de celebraciones, pero para los médicos, en vez de ser una jornada de festejos, será un día para resaltar sus demandas reivindicatorias que no han sido atendidas a pesar del sacrificio en año y medio de la pandemia.

Luis Larrea, presidente del Colegio Médico de Bolivia, subrayó que las condiciones no están dadas de ninguna manera para celebrar, porque no atienden sus requerimientos, pese a que son los más expuestos al coronavirus y han tenido bajas en diferentes hospitales del país, donde hasta la fecha se contabilizan 500 decesos de profesionales de la salud que estuvieron en la primera línea contra el coronavirus.

Subrayó que son más de 40.000 médicos en el país.

No tenemos ni siquiera una resolución para decir que los médicos pueden festejar algo”, indicó al afirmar que no tuvieron respuesta inmediata sobre el asueto que les corresponde.

Las estadísticas de afectación del Covid-19, según Larrea, muestra que este sector ha sido uno de los más golpeados, porque un 40 por ciento ha sido afectado por los contagios.

“Hay familias donde no solo ha fallecido el médico, sino también sus seres queridos, porque el Covid nos ha golpeado muy fuerte”, señaló el representante de los galenos.

Larrea cuestionó la poca atención que han recibido de parte de las autoridades, porque considera que esta vez no hay un reconocimiento a los médicos bolivianos ni a la labor que desempeñan. “La indignación es tanta que, si no dejamos de atender, es solo porque el pueblo nos necesita”, manifestó.

La indignación de los médicos también pasa porque ni siquiera se ha indemnizado a los familiares de los médicos fallecidos, lo que los hace sentir desprotegidos. “Tenía que haber una indemnización, pero no hay nada, creo que no les interesa que los médicos pierdan la vida”, concluye Larrea.

Por su parte, Fernando Lacoa, secretario general de la Federación de Sindicatos de Ramas Médicas de Salud Pública (Fesirmes), dice que la fecha encuentra al sector en la lucha contra el coronavirus y lo hacen como verdaderos héroes por defender la vida, porque no han recibido ningún incentivo.

“Nosotros los médicos, que estamos en la primera línea, somos los más olvidados, no hemos recibido absolutamente nada, ni un bono y ni un incentivo. Incluso, hemos tenido que comprar nuestros materiales de bioseguridad porque los que nos entregan, no son suficientes”, aseguró.

Lacoa lamentó que hasta ahora no se cuente con un sistema de salud que reúna las condiciones y cree que el Covid-19 desnudó esa realidad que los médicos vienen denunciando hace tiempo, especialmente la falta de ítems en los tres niveles del sistema público. “Con presiones hemos logrado que se creen contratos municipales, pero cada fin de año debemos estar en negociaciones con la Alcaldía para que los colegas puedan ser recontratados, lo que no debería ocurrir porque, aunque baje la intensidad del Covid-19, ese personal es necesario para reforzar otras áreas”, sostuvo.

Lamentó que actualmente unos 400 profesionales que fueron contratados por el Ministerio de Salud, a través de Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (Aisem) para reforzar los servicios de Covid-19 hayan quedado sin fuentes de trabajo y estén protestando para que les paguen salarios adeudados.

Escolares festejan desde casa

Por segundo año consecutivo los estudiantes tienen una celebración desde casa, porque las clases en el país continúan de forma virtual, principalmente en el área urbana, donde está la mayor cantidad de estudiantes.

El ministerio de Educación informó hace menos de dos meses que el 53,73% de los estudiantes de país acuden a las unidades educativas para pasar clases en la modalidad presencial y semipresencial. El restante 46,26% lo hace bajo la modalidad a distancia.

Las últimas estadísticas mostraban que un 22,26% estaba en clases presenciales, 31,47% en la semipresencial y 46,26% en la modalidad a distancia.

La situación de los estudiantes ha sido difícil, ya que muchos no han podido aprovechar las clases virtuales porque enfrentaron dificultades por la falta de celulares y de conexión a internet.

Los padres de familia también se vieron afectados, principalmente en hogares donde hay más de un estudiante y necesitan disponer de más de un dispositivo móvil.

A un año y medio del inicio de la pandemia, cerca de 86 millones de niños, niñas y adolescentes siguen fuera de las aulas en América Latina y el Caribe, según las últimas estimaciones de la Unicef.

Sin embargo, al menos 47 millones de estos han reanudado el aprendizaje presencial en toda la región gracias a los recientes esfuerzos de varios países por acelerar la reapertura de las escuelas, ya sea parcial o total.

“Durante los últimos 18 meses, la mayoría de los niños, niñas y adolescentes de América Latina y el Caribe no han visto a sus profesores o amigos fuera de una pantalla. Los que no tienen internet, directamente no los han visto”, dijo Jean Gough, directora Regional de la Unicef para América Latina y el Caribe.

“La educación virtual debe continuar y mejorar, pero está claro que durante la pandemia las familias más marginadas no han tenido acceso al aprendizaje. Cada día fuera de las aulas acerca a los niños, niñas y adolescentes más vulnerables a la deserción escolar, la violencia de las pandillas, el abuso o la trata de personas”, señaló.

En toda la región se ha perdido una media de 153 días de clases presenciales desde que se inició la pandemia. El cierre generalizado de escuelas ha causado la mayor interrupción del aprendizaje en la historia moderna de la región, según la Unicef.

“Es esperanzador ver que cada día se reabren más escuelas y más estudiantes y profesores vuelven a las aulas”, destacó Jean Gough.

Un día poco conocido

El 21 de septiembre también se celebra el Día del Fotógrafo en algunos países.

Aunque este festejo no es muy popular, algunos fotógrafos harán una pausa para festejar su día. La fecha está relacionada con el primer daguerrotipo en América Latina, procedimiento inventado por Daguerre que permitía fijar en una placa de cobre las imágenes obtenidas con la cámara oscura, invento precursor de la fotografía moderna.

Los enamorados

El inicio de la primavera coincide con la el Día de los enamorados, por lo que las parejas también preparan celebraciones. Los intercambios de mensajes por redes sociales reemplazan a las tradicionales tarjetas de antes.

Comentarios