Escucha esta nota aquí


Las Unidades de Terapia Intensiva (UTI) entregadas por el Ministerio de Salud al hospital Pampa de la Isla serán destinadas a la habilitación de una sala de cuidados intensivos pediátrica que recibirá a niños con Covid-19 derivados del hospital Mario Ortiz.

 Adicionalmente, el centro hospitalario de segundo nivel está habilitando diez camas de internación para pacientes con cuadros moderados.

La medida fue tomada ante la saturación del hospital de niños, que desde diciembre tiene ocupadas sus 28 camas para pacientes con Covid-19. La cuarta ola, que golpeó con fuerza a los niños, aumentó la demanda de atención en dicho centro de referencia, al punto que los pacientes son asistidos en camillas instaladas en los pasillos.

El secretario de Salud de la Gobernación, Fernando Pacheco, señaló que el hospital Mario Ortiz no cuenta con espacio para la habilitación de más salas, por lo que, en coordinación con el Ministerio de Salud y la Alcaldía, se tomó la decisión de habilitar un servicio de terapia intensiva pediátrica en el hospital Pampa de la Isla.

“Se están habilitando ocho unidades. Los niños que están allá hacinados (en hospital Mario Ortiz) van a venir a ocupar estas camas. Además, se están habilitando diez espacios de internación para niños con Covid-19. Con esto vamos a descongestionar el hospital de niños”, dijo Pacheco.

Insistió en que el Mario Ortiz “ya no tiene espacio para crecer en infraestructura, por eso se optó por ocupar los de segundo nivel, que cuentan con espacios suficientes para la ampliar la cobertura pediátrica”. 

El servicio empezará a funcionar de forma inmediata, según Pacheco, toda vez que la Alcaldía ha garantizado la contratación del personal, que incluye diez médicos pediatras.
Los equipos fueron entregados este jueves por el ministro de Salud, Jeyson Auza, en un acto en el que estuvieron presentes autoridades nacionales, departamentales y municipales del sector salud.

El secretario municipal de Salud, Roberto Vargas, agradeció la dotación de equipos y confirmó que se está trabajando de forma coordinada para reforzar la asistencia a los menores de edad afectados por el Covid-19.

“Con 10 camas en UTI estábamos luchando contra el Covid-19 en este hospital, con estas ocho más ampliaremos la capacidad resolutiva. Tenemos en habilitación 12 camas pediátricas y 10 médicos pediatras contratados, que van a desconcentrar y atender a los niños que vayan saliendo de las terapias. Esto es una muestra de la coordinación interinstitucional entre el Ministerio de Salud, la Gobernación y el Gobierno Municipal”, resaltó.

Los equipos tienen una inversión de 3.637.064 bolivianos.
El ministro de Salud, en su discurso, señaló que se dotó de unidades completas de terapia intensiva, que están listas para instalarlas y ponerlas en funcionamiento. Incluyen camas, respiradores de alta gama y otros.

“Me siento feliz de venir hasta este hospital y poder hacer entrega de estas ocho unidades de terapia intensiva, no son solamente camas de UTI, son completas. Estamos entregando ocho camas de terapia intensiva, ocho respiradores de alta gama, cada cama tiene por lo menos cinco bombas de infusión volumétrica, carro de paro, equipamiento para aspiración de secreciones, es un equipo completo”, detalló.

Certificado de vacuna
El ministro de Salud indicó que ahora que los puntos de vacunación están nuevamente vacíos por la suspensión de la exigencia del certificado de inmunización, se continuará con la vacunación casa por casa y fortalecerán los puntos habilitados.

“Hace dos semanas hemos desplegado cerca de 300 médicos, 30 ambulancias que están recorriendo los barrios de Santa Cruz, diagnosticando, entregando medicamentos gratuitos y vacunando a la población. Vamos a seguir trabajando”, remarcó la autoridad.
Dijo que existen algunos grupos antivacunas que están generando aglomeraciones en las protestas y se constituye en un peligro para la población. “Una vez que concluya la emergencia sanitaria nuevamente tomaremos todas las acciones que vayan orientadas a seguir estimulando el proceso de vacunación”, enfatizó.

Auza recordó que la vacunación siempre ha sido voluntaria en el país, pero pidió a los grupos antivacunas a que no generen rebrotes con las movilizaciones que vienen convocando. “Invitamos a las personas a que acudan a los centros de vacunación”, remarcó.
Sobre este tema, el secretario de Desarrollo Humano y Salud de la Gobernación dijo que van a continuar implementando todas las estrategias para aumentar puntos de vacunación y apelan a la conciencia y responsabilidad de la gente.

 “Vamos hacer unas estrategias en coordinación entre la parte pública y privada para no caer en una desaceleración en la vacunación”, indicó.

Pacheco dijo que también se está analizando mantener la exigencia de la certificación de vacunación, tal como lo ha hecho Chuquisaca y La Paz. “Esperemos que esta flexibilización que ha dado el Ministerio no nos tire al piso la vacunación, apelamos a la conciencia de la población”, manifestó.

La autoridad señaló que la vacunación de los menores de edad, entre 5 y 11 años, ya se superó el 30 por ciento con al menos una dosis en este grupo etario que son unos 490.000 niños. Además, hay otros 350.000 de 11 a 17 años, que también tienen un repunte en la inmunización porque son los que están en edad escolar.

Ante la proximidad de las clases se está viendo la necesidad de vacunar en las unidades educativas, como ya se ha hecho en algunas escuelas durante este periodo de inscripciones.

Comentarios