Escucha esta nota aquí

El gobierno argentino movió todo su aparato para recabar información sobre el traslado del cargamento con material antidisturbios hasta Bolivia. La Fiscalía de Argentina se dio el plazo de terminar la investigación en tres meses, pero aseguró los primeros resultados en los primeros cinco días de la indagación. En Bolivia, existen dudas de que gestión pudo haber pedido el material antidisturbios: si la de Evo Morales o la de Jeanine Áñez.

La decisión de iniciar la investigación de oficio la tomó el fiscal Gabriel González Da Silva, quien es el titular de la Unidad Fiscal Especializada en la Investigación de Ilícitos relacionados con Armas de Fuego, Explosivos y demás Materiales Controlados (Ufiarm), que depende de la Procuración General de la Nación (PGN) de Argentina. El fiscal ya adelantó que este fin de semana se entregarán los primeros resultados de la investigación.

“En atención a los graves sucesos que han trascendido públicamente entre ayer y hoy (jueves y viernes), sobre la puesta en conocimiento al gobierno argentino por parte de las autoridades del Estado Plurinacional de Bolivia, respecto a la presunta entrega a ese país de material bélico de agentes químicos, operatoria que habría resultado irregular”, dice un comunicado de la PGN.

Entre las notas remitidas por el fiscal también hay una dirigida a la Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac), donde se le pide que brinde detalles del material bélico denunciado y si debía estar registrado. Lo que busca la investigación es saber si este material se donó o se vendió. Ecuador había enviado el 16 de noviembre de 2019 armamento, pero en condición de préstamo.

Macri se siente perseguido

El diario paceño Página Siete publica una entrevista con el expresidente argentino, Mauricio Macri, quien dice sentirse perseguido por el gobierno de Alberto Fernández.

Han sido mucho los ataques, eso muestra que están en una situación de debilidad y preocupados por el resultado electoral seguramente negativo que van a tener en noviembre, que tenemos elecciones de medio término para elegir nuevos miembros del Congreso”, indica.

Mientras, Karen Longaric, que fue la canciller en la gestión de Jeanine Áñez, dijo que la llegada del armamento no pudo ser solicitado por la exmandataria, ya que el avión militar con el cargamento arribó a la Base Aérea de El Alto solo a horas del ingreso de Áñez a Palacio Quemado. Incluso, el Hércules despegó de Buenos Aires poco después de que se conociera que Áñez era la presidenta.

“La presidenta (Áñez) asumió el mando el 12 de noviembre (de 2019) por la noche y la supuesta carta de agradecimiento está datada al día siguiente. Es imposible que la recepción de ese armamento tenga alguna relación con el gobierno de Áñez”, dijo Longaric.

La polémica comenzó cuando el canciller, Rogelio Mayta, presentó una carta supuestamente firmada por el excomandante de la Fuerza Aérea Boliviana, Gonzalo Terceros, en la que agradece a Argentina el envío de material. La misiva presuntamente fue enviada al embajador de Argentina en Bolivia, quien negó su veracidad.


Comentarios