Opinión

Acusaciones calumniosas y temerarias

El Deber logo
31 de enero de 2020, 3:00 AM
31 de enero de 2020, 3:00 AM

Carlos Pol Limpias - Constitucionalista  

Como consecuencia del desconocimiento a la decisión popular del referéndum del 21/02/2016, la Interpretación Constitucional que superó la ficción (SCP 084/2017) y el grotesco fraude electoral en las últimas elecciones presidenciales, que consumaron el Golpe al Estado Constitucional y Democrático boliviano, hubo un hartazgo popular que motivó la denominada Revolución de las Pititas, para recuperar la democracia y libertad que tanto anhelamos.

Pues, cuando huyó el omnipotente dictador, percibimos una innecesaria e irracional efervescencia política coyuntural, que está siendo gestada por un grupo de personas (entre ellos los exiliados) que se atribuyen a título personal esa reivindicación democrática y popular.

Lo más irónico, es que justo cuando el país aclama, con fervor la unidad para conformar un frente único que, erradique de una vez el antiguo régimen opresor, reaparecen estos actores, con alevosía y ensañamiento a ejercer acusaciones calumniosas y temerarias contra el actual gobernador (no es candidato presidencial). Acusaciones ejercidas de forma descontrolada, sin pruebas y fundamentos válidos, que vienen siendo sustentadas con historias inventadas que superan con creces la ficción.

Pues, deberían lavarse la boca con lavandina, recordando que Rubén fue el único sobreviviente, de lo que fue el Consejo Nacional Democrático (Conalde). Y cuando más poder adquirió el ahora expresidente y se convirtió en un omnipotente dictador, comenzaron todos los procesos penales con matices fuertes, del Derecho Penal del enemigo, instaurados que eran parte de una “revancha del masismo”, para eliminar vía judicial a toda la oposición, situación que género que el resto de sus líderes huyan del país, mientras que él, puso el pecho y se quedó aquí con su pueblo, resistiendo todas las coacciones del omnipotente dictador, cuando más poderoso fue.

Una dura resistencia de 14 años, con secuestro de familiares, bienes embargados, extorsiones y más de 39 procesos penales.

Cuál será el afán de desprestigiarlo y desacreditar la resistencia y la gestión que viene haciendo nuestro gobernador. Es reprochable, ya que están estrellándose contra la tan aclamada y necesitada unidad nacional.

Tags