Escucha esta nota aquí

El gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, sufrió una serie de agresiones durante su estadía de dos días en Tarija por parte de simpatizantes del Movimiento Al Socialismo (MAS). La autoridad llegó al sur del país para asistir al Encuentro Nacional de Federalismo, donde dijo que su intención no es imponer un modelo, sino socializar y recibir aportes.

El hostigamiento contra la primera autoridad del departamento cruceño comenzó el martes por la noche en el Aeropuerto Internacional Oriel Lea Plaza, donde grupos afines al MAS, según pudieron corroborar medios locales, llegaron hasta inmediaciones del lugar e intentaron impedir que Camacho salga de la terminal aérea y se traslade hasta su hotel.

Pero pese a estos problemas, el gobernador cruceño pudo salir del lugar después de 20 minutos para trasladarse hasta el centro de la ciudad.

Ayer, al promediar las 10:00, otro grupo de simpatizantes del MAS, entre los cuales se identificó al exdirigente de la Central Obrera Departamental (COD) Rubén Ramallo, comenzaron a lanzarle huevos a Camacho y su comitiva, cuando se disponían a descender en la plaza Luis de Fuentes, para dirigirse caminando hasta el lugar donde realizó su disertación.

Ante esta situación, la delegación cruceña se subió al vehículo que los transportaba, pero fueron perseguidos por los masistas por diferentes arterias de la ciudad de Tarija. En el recorrido se produjeron insultos y agresiones físicas entre simpatizantes del partido de Gobierno y ciudadanos que se encontraban en el lugar.

Sobre el encuentro

Pese a estos inconvenientes, Camacho pudo participar en el encuentro, al que fue invitado por la Universidad Juan Misael Saracho. “Venimos desde hace mucho tiempo con este sueño, fue nuestra propuesta desde la Gobernación (...) Si no tuvieran miedo (el MAS), no estuvieran preocupados de que se lleven a cabo este tipo de eventos”, manifestó la autoridad.

Camacho explicó que recién se está empezando la socialización en el país y que se continuará en todos los departamentos. “Nosotros no les trajimos un proyecto hecho, porque no venimos de la política del masismo a imponer las ideas, venimos a que con todos los departamentos y las regiones podamos llevar adelante un proyecto que aglutine el sentimiento real de todos y cada uno de los bolivianos”, afirmó.

Camacho destacó que se está buscando un país que genere unidad en torno al fortalecimiento de las regiones, de su cultura y desarrollo. “El proyecto del MAS se agotó, por eso está preocupado por el federalismo, porque es la propuesta que desde hace mucho tiempo viene siendo la única alternativa para salir de la pobreza y del subdesarrollo”, sostuvo.

Sobre los altercados, Camacho indicó que “cuatro inadaptados no van a cambiar el destino de nuestra hermosa Patria, y eso es lo que vamos a pelear de aquí en adelante; nada nos va a detener, porque tenemos el horizonte claro”, concluyó.

Ayer por la noche, los simpatizantes del MAS esperan a Camacho en el aeropuerto de Tarija con algunos carteles.

Comentarios