Escucha esta nota aquí


El Movimiento Al Socialismo (MAS) es el único partido que tiene presencia en los nueve departamentos de Bolivia. Las elecciones subnacionales -que se desarrollaron el 7 de marzo de esta gestión- marcaron un sabor agridulce para el partido de Evo Morales. Si bien el oficialismo ganó en 70% de los municipios, en las gobernaciones y alcaldías de ciudades más El Alto le fue muy mal.

En cuanto a las gobernaciones el MAS solo ganó en tres -Oruro, Potosí y Cochabamba- de las nueve regiones. En 2015 había ganado en seis, lo que ahora muestra un desgaste y los efectos de la imposición de Evo Morales con algunos candidatos.

En Pando perdió la gobernación con Regis Richter, que fue parte del MAS y que decidió postular por el Movimiento Tercer Sistema (MTS) porque Morales impuso un candidato. Algo similar sucedió en Chuquisaca, donde ganó la gobernación Damián Condori, quien antes era un dirigente campesino aliado del MAS.

En estas dos regiones, más La Paz y Tarija, el oficialismo perdió en el balotaje. Todos los candidatos azules fueron elegidos por Evo Morales y salieron derrotados.

En La Paz postuló por el MAS Franklin Flores y en Tarija Álvaro Ruíz. Ambos, más el de Chuquisaca, Juan Carlos León, ahora tienen cargos públicos en el Ejecutivo.

En Beni también el MAS perdió la gobernación y asumió el postulante del MTS, José Unzueta, un médico novato en la política.

Revés en las regiones

Estos comicios subnacionales marcaron también la consolidación de liderazgos regionales, como el de Luis Fernando Camacho en Santa Cruz, quien venció cómodamente al candidato del MAS, Mario Cronenbold.

En La Paz la segunda vuelta marcó el voto castigo al MAS por la actitud que asumió Evo Morales con algunos candidatos. Pero también la sede de Gobierno se inclinó por un sufragio anti MAS.

En el ámbito municipal el MAS tuvo una cierta victoria en cuanto a las alcaldías del área rural. Lo que destacan los analistas es que es el único partido con presencia nacional, pero en cantidad de votos su militancia no engrosó la franja, ya que en las principales ciudades fue derrotado.

Santa Cruz es el departamento en el que menos municipios logró ganar: 28 de 54 alcaldías. En La Paz -el departamento que tiene más alcaldías del país- el oficialismo ganó en 63 de 87, en Cochabamba en 41 de 47, en Potosí en 35 de 41, en Oruro en 28 de 33, en Chuquisaca en 21 de 29, en Pando en ocho de 15, en Beni en ocho de 11 y en Tarija en ocho de 11.

En suma, ganó en 240 municipios de los 336 en los que se eligieron burgomaestres.




Comentarios