El Deber logo
8 de febrero de 2023, 4:00 AM
8 de febrero de 2023, 4:00 AM

Por Jesús Javier Luque López, economista

Resulta alarmante, más que gracioso, cómo el agorero de la crisis económica boliviana, durante 15 años, sigue con su discurso de que “ahora si la crisis económica” está a la vuelta de la esquina y esta vez no nos salvará ni la venta de las “joyas de la abuela ni raspando la olla”.

Para este “analista” que solo toma los periodos 2014 a 2023, las reservas internacionales disminuyeron de Sus 15.123 millones a $us 3.800 millones a enero de la presente gestión; para este analista es el fracaso del actual modelo económico y culpa a la gestión de Evo y de Arce, pero no dice nada del gasto de Áñez, que con esas reservas se compró respiradores (que nunca llegaron) con un sobreprecio alarmante, tampoco indica la compra de armamento y municiones realizada por Murillo (que causaron 38 muertos), seguramente para él estos gastos incrementaron las R.I.

En su afán de desacreditar los logros del modelo, olvida mencionar que en 2005 la R.I. eran de $us 1.714 millones, y valga recordar que en esa etapa este agorero no se pronunció ni emitió análisis u opinión respecto al nivel de las R.I., será que en esa etapa económica del país, para este “analista” las reservas no tenían nada que ver con el desarrollo y actividad económica, seguramente para él Bolivia pasaba una etapa y una bonanza económica que las R.I. no eran necesarias, ahí no había joyas de la abuela ni olla que raspar.

Pero volvamos a su análisis, nos indica que las reservas en 2014 alcanzaron a más de $us 15.000 millones, pero para él este incremento solo es producto de los precios altos de las materias primas y no tiene nada que ver, por ejemplo, la nacionalización de todos estos recursos, donde precisamente el excedente económico engrosaba las R.I., olvida que con la capitalización y el modelo neoliberal las transnacionales y otras empresas privadas se adueñaban de este excedente y para el país solo quedaba el mísero impuesto que pagaban.

Muy sañudamente afirma que desde 2015 se reducen las R.I. y trata de ligar que dicha disminución está en relación directa del déficit, pero jamás indicará que ese déficit es por la construcción de plantas hidroeléctricas, caminos y plantas industriales, vale decir que ese déficit se da por las inversiones y no como el déficit que tenía el expresidente Mesa, que extendía la mano a organismos internacionales para pagar sueldos.

La población boliviana está consciente de las dificultades por las que está atravesando la economía internacional, pese a eso el modelo económico sigue respondiendo positivamente a la mayoría de los bolivianos y sobre todo a los pobres, se tiene la más baja inflación, reducción del desempleo y otros, para desgracia de los agoreros su crisis económica hasta ahora no llega y lo peor, no cambian de discurso, analizan datos aislados con el único fin de que la población desconfíe del manejo económico.

Tags