Escucha esta nota aquí

Luego de las denuncias de que los dragueros seguían operando con normalidad, a pesar de la Resolución Administrativa N°114/2021 que declara Pausa Administrativa, el alcalde Jhonny Fernández encabezó una inspección ayer, con varios objetivos.

En primera instancia se notificó sobre la medida a las empresas que extraen áridos en el río Piraí, y se colocaron machones, a modo de señalética para demarcar los puntos donde no pueden trabajar las dragas. De acuerdo a la normativa, la extracción de áridos y derivados solo puede realizarse a 200 metros de los defensivos, como mínima distancia.

En segundo lugar, se advirtió personalmente sobre controles diarios con tecnología de drones y sanciones a quienes infrinjan la ley. Como tercera medida, se anunció la reforestación de los puntos más afectados por desmontes.

“A las empresas y trabajadores que estén incumpliendo la ley, nosotros les vamos a abrir un proceso penal y a decomisar su maquinaria. Seguiremos todo lo que dice la normativa en cuanto a la competencia municipal. Por eso estamos poniendo esta señalética, para que ustedes puedan saber hasta dónde pueden entrar y hacer su trabajo, de acuerdo a la concesión que tienen”, dijo Fernández a los que estaban en el lugar.

Del mismo modo, el burgomaestre aseguró que a partir de la fecha, la Alcaldía hará controles diarios con drones y que también se instalará una tranca para supervisar los ingresos y las salidas de los camiones con áridos, debido a que los dragueros han abierto muchas sendas, lo que significa deforestación. “Está prohibido que abran sendas en cualquier parte, les pido que respeten esta zona para evitar líos”, dijo.

Sobre las sanciones, Fernández anunció que, de ser encontrados las maquinarias y los trabajadores incumpliendo los mandatos legales, se les decomisará los equipos y se les iniciará proceso penal.

Según el alcalde, “todas las empresas dragueras” fueron notificadas, para que estén en conocimiento de las decisiones.

Alcalde interino

Por otro lado, Miguel Fernández Rea, hijo del actual alcalde de Santa Cruz de la Sierra, asumirá por ocho días el mando del ejecutivo municipal. El concejal ucesista juró como alcalde interino para suplir a Jhonny Fernández, que viajará a Estados Unidos hasta el 3 de noviembre.

Comentarios