Escucha esta nota aquí

El alcalde de Santa Cruz de la Sierra, Jhonny Fernández, iniciará el lunes su gestión con una deuda cercana a los Bs 1.000 millones, que es la que acumulan por separado las comunas de las ciudades de La Paz (Bs 500 millones) y de Cochabamba (Bs 500 millones).

El encargado de la comisión de transición de la Alcaldía de Santa Cruz, Mario Centellas, anunció que la deuda que debe asumir la Alcaldía de Santa Cruz es de Bs 1.000 millones. Mientras tanto, Julio Linares, el encargado de la comisión de transición en la Alcaldía paceña de parte del electo Iván Arias, afirmó que la deuda alcanza los Bs 500 millones.

Desde Cochabamba, Mauricio Muñoz, a quien Manfred Reyes Villa confió la misma misión, señaló que la deuda también bordea los Bs 500 millones.

Las acciones anunciadas en La Paz y Santa Cruz se centrarán en la restricción y austeridad del gasto corriente, lo que implicaría reducción de personal.

En la Alcaldía de Santa Cruz se pretende reducir al menos Bs 100 millones anuales al pago de sueldos, que ahora supera los 66 millones de bolivianos al mes, de acuerdo al reporte de Centellas. En estos gastos se contemplan los salarios de los funcionarios públicos. Centellas sostuvo que hay un “excedente” o exceso de personal, lo cual no se descarta que podría reducirse.

La Paz y Santa Cruz tienen una cantidad similar de empleados, que son alrededor de 9.000. Linares, por su parte, reveló que cada mes, la Alcaldía paceña debe utilizar Bs 50 millones en sueldos. Por eso es que es tan difícil de pagar y que, sin llegar a una “masacre blanca, no queda otro camino que racionalizar personal”, dijo.

No pasa lo mismo en Cochabamba. Según Mauricio Muñoz, se buscarán otras opciones. “Veremos la forma de subsanar ese tema, nuestro mayor problema es que hallamos huecos muy profundos con respecto a obras que ni siquiera están registradas. Haremos todo lo posible por no despedir a los trabajadores”.

La Paz

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, señaló que la economía de las alcaldías se complicó por la reducción de los ingresos por IDH y otros temas.

En una entrevista con Influyentes, de EL DEBER Radio, dijo que “hay que analizar las causas de la reducción, uno es la disminución de las transferencias del Gobierno por coparticipación tributaria, que se fueron diezmando desde el año 2017. Hoy día es la mitad de lo que teníamos el 2014, para que tengan una idea de la disminución de los recursos”.

Complementó que las alcaldías asumieron otras responsabilidades. “Nos han cargado el pago del Seguro Universal de Salud, el bono a las personas con discapacidad y el pago cívico patriótico”.

Todo se agravó también, señaló, por la pandemia y el confinamiento de 2020 “que ha frenado las actividades económicas, además que los ciudadanos retrasan el pago de sus impuestos”.

Por su lado, Julio Linares apuntó que existe una deuda por diésel de más de Bs 10 millones para los buses PumaKatari, por lo que dejaría de recibir el combustible de los proveedores, lo que pone en riesgo la continuidad de este servicio. 

Se deben Bs 60 millones a Emavías, Bs 3 millones a Emaverde, no puede pagar sueldos desde febrero y el problema con La Paz Limpia de Bs 55 millones se arrastra desde diciembre del año pasado.

Comentarios