Escucha esta nota aquí

Ejti Stih viajó en marzo del año pasado a visitar a su madre en Eslovenia. Jamás se imaginó que tardaría diez meses en regresar a Bolivia debido a la pandemia de Covid-19, que le impidió salir de su ciudad natal (Kranj).

Fue un tiempo en el que la artista vivió momentos difíciles por el fallecimiento de su madre, las dificultades para reunirse con su hija y su esposo, además de dar positivo por coronavirus. Sin embargo, no todo fue tan triste, asegura Ejti, porque incursionó en la animación, pintó una nueva serie de cuadros que reflejan el momento que estamos viviendo y publicó la versión eslovena del libro Cuadros y Cuentos, que tiene como eje central sus pinturas.

Cuadros y cuentos

En 2018 Ejti Stih publicó el libro Cuadros y Cuentos, en el que 15 narradores bolivianos escribieron un texto inspirado en uno de sus cuadros. En su larga estadía en Eslovenia, a la artista se le ocurrió sumar 15 narradores eslovenos y presentó la idea a una importante editora de ese país, a la cual le gustó. “Como hice con los escritores bolivianos, les envié cerca de 80 imágenes de mis cuadros. De ellos separé los que tenían temáticas estrictamente bolivianas. 

Ellos eligieron, pero dos coincidieron en una misma obra y me pareció interesante, porque era la visión de un escritor y una escritora”, cuenta la artista. 

Entre los escritores que colaboraron en el libro se encuentra el dramaturgo y poeta Drago Jancar, ganador del prestigioso Premio Austriaco de Literatura Europea 2020. También participó el destacado director de teatro, dramaturgo y guionista Dusan Jovanovic, que falleció el 31 de diciembre de 2020.

El libro, de más de 140 páginas en las que se incluyen los relatos traducidos al esloveno de los escritores bolivianos, fue un éxito y los 500 primeros ejemplares se agotaron, pese a las dificultades de distribución por la pandemia. Los editores tuvieron que realizar una segunda reimpresión de otros 500 ejemplares y tuvo bastante repercusión en los medios de comunicación eslovenos.

Animación

Ejti cuenta que siempre soñó con realizar trabajos en animación, pero nunca había podido concretarlo, pero esta vez lo pudo hacer gracias a su amiga Andreja Zavrsnik, que es arquitecta y a la par ha realizado varias animaciones para cantantes eslovenos. 

Le propuso la idea de realizar una animación con los cuadros que estuvo pintando en su país y que giran en torno a su mirada irónica y peculiar del uso del barbijo. El resultado fue un divertido video de dos minutos que también cuenta con un tema de su esposo, Luis Fernández de Córdoba.

Esa experiencia la animó a encarar otro proyecto similar, pero más largo, en base a sus cuadros de cajas azules que años atrás presentó en Manzana 1, y otra animación en base a las ilustraciones que hizo para el libro infantil Rumi y el Capitán, que contará con la participación de la autora del relato, Sasa Pavcek.

De regreso en Santa Cruz, Ejti sigue creando, pero no ha querido adelantar sus nuevos proyectos.

Comentarios