Escucha esta nota aquí

Con la denuncia de que el Movimiento Al Socialismo (MAS) pretende paralizar su gestión de Gobierno, la presidente Jeanine Áñez, se rehusó a dar cumplimiento a la censura del Órgano Legislativo al ministro de Defensa, Fernando López, y le dio su confianza para seguir en el cargo. Asambleístas del MAS advierten con procesos legales si Áñez no destituye a López.

“El MAS intenta frenar mi gestión utilizando al parlamento. Mi respuesta firme es (que) seguiré trabajando por la reconciliación y la prosperidad de Bolivia. El ministro de Defensa tiene mi confianza. Ha hecho un gran trabajo ante desastres naturales y por la pacificación de la patria”, tuiteó ayer, la primera autoridad. Ayer estuvo en la ciudad de Oruro, realizando su campaña proselitista, como candidata por la fórmula política Juntos.

La interpelación

El viernes, el voto de los dos tercios del MAS en la Asamblea Legislativa, censuró al ministro López, aunque él estaba ausente en la sesión de interpelación, porque los parlamentarios consideraron injustificada la nota de excusa que López envió, para argumentar su ausencia por tercera vez en el pleno.

“Hemos dado lectura a su nota y los interpelantes sustentaron el por qué no se justifica su ausencia y hemos culminado con una votación y se procedió a la censura”, explicó la presidenta de la Cámara de Senadores, Eva Copa.

El ministro tenía que informar sobre los operativos policiales-militares (luego de la renuncia del presidente Evo Morales, en noviembre pasado), que dejaron heridos y muertos en Sacaba (Cochabamba) y Senkata (El Alto).

La decisión de la mayoría parlamentaria del MAS, nace en el artículo 158 de la Constitución Política del Estado (CPE), que establece “interpelar, a iniciativa de cualquier asambleísta, a los ministros de Estado, individual o colectivamente, y acordar la censura por dos tercios de los miembros de la Asamblea”. Más adelante, añade: “La censura implicará la destitución” de la autoridad.

El reglamento

El diputado del MAS, Franklin Flores, explicó que, en base a la CPE, se aplicó el artículo 148 del Reglamento de la Cámara de Diputados, que establece que cualquier excusa o permiso, tiene que ser considerado por la Asamblea. Esta normativa establece que “si en la sesión fijada para el efecto no se presentaren las ministras y ministros interpelados sin causa justificada aprobada por la asamblea, inmediatamente se votará una resolución por el orden del día motivado con censura”.

“No hay nada que interpretar. No hay confusiones. Esto es directo. A nosotros nos parece una falta de respeto a la Asamblea y a los fallecidos de Sacaba y Senkata (que según Flores, son 40), porque tenía que haber venido a explicar quién mató a su hijo, esposo o parientes de las familias víctimas. Pero no vino”, argumentó Flores. Advirtió de que si no se destituye a Fernando López, el Órgano Ejecutivo tendría que responder ante los tribunales del Órgano Judicial, por su incumplimiento. “Hay acciones penales si no se cumple con la ley”, dijo.

Desestabilización

La lectura del Gobierno de Jeanine Áñez, es diferente a la del MAS. El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez aseguró que la censura solo busca afectar a la presidenta y desestabilizar al país.

“Rechazamos esta censura porque no cumple con lo que dice la ley. Utilizan sus dos tercios que tienen en la Asamblea para tratar de desestabilizar, para confundir al pueblo, para tratar de desgastar la imagen de los ministros y de nuestra presidenta”, observó la autoridad ayer. Núñez cree que López presentó una razonable excusa para su inasistencia, para atender los desastres naturales.

Aunque no fue taxativo, abrió la posibilidad de hacer una denuncia ante el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), con el argumento de que “no se puede censurar a un ministro en su ausencia”.

El abogado constitucionalista y candidato a primer diputado por la agrupación “Juntos”, William Bascopé, cuestionó al MAS por no respetar el principio de defensa, de inocencia y al debido proceso.

“Lo que diga el MAS, cae en saco roto porque esa decisión es ilegal, inconstitucional y atentatoria a la normativa vigente. El ministro tendrá un justificativo de por qué no se ha hecho presente. Lo que hace el MAS es una jugada política sin respetar la CPE”, finalizó.

No opina lo mismo otro abogado y político, Luis Vásquez Villamor. El constitucionalista afirmó que la Asamblea obró  correctamente al votar por la censura de López y advirtió que la presidenta cometería un “gravísimo error” si decide ratificarlo en el cargo.

Dijo que algunos asambleístas opinan con los lentes de la Constitución de 1967 y de 1994 que abrían la posibilidad de ratificar al ministro censurado. “La Constitución de 2009 dispone que la censura importa la destitución inmediata del Ministro, por tanto, no hay la alternativa de ser ratificado”, indicó el ex congresista de Podemos.

Durante su primera gestión, Evo Morales ratificó a sus ministros censurados Andrés Soliz, Alfredo Rada, Juan Ramón Quintana y David Choquehuanca.

Comentarios