Escucha esta nota aquí

Dos procesos más pueden complicar la situación de los tres militares bolivianos detenidos en Chile. Una supuesta víctima de robo de su vehículo adelantó que interpondrá una denuncia por abuso sexual contra los efectivos asegurando que son ellos quienes le sustrajeron su motorizado. Además, el alcalde de Colchane, Javier García Choque, anunció que se sumará a la querella contra los militares. El Gobierno de Bolivia ratificó que los uniformados realizaban un operativo de “alto riesgo” en la frontera.

No fueron los 15 kilómetros como había denunciado el ministro del Interior de Chile, Rodrigo Delgado, que se habían inmerso los militares bolivianos hacia suelo chileno. Traspasaron un kilómetro y medio y en esa distancia ocurrieron los hechos. La defensa de los efectivos, que por ahora pidió no dar declaraciones, aseguró en la audiencia que los militares realizaban una persecución a contrabandistas desde territorio boliviano. Luego, las ahora víctimas escaparon a Chile y ahí denunciaron el hecho.

Yasna Rocha es la supuesta víctima de robo de su vehículo en las cercanías del salar de Coipasa. Ella relató que el 24 de agosto sufrió el atraco de su movilidad por parte de militares bolivianos cuando iba a rescatar a su sobrino que había quedado plantado en la zona desértica y por la noche.

Rocha aseguró que le quitaron su coche y que también la abusaron sexualmente. “Ellos (los militares) de lejos empiezan a disparar. No dicen nada. Empiezan a disparar, a mi pareja lo sacaron de la camioneta, fue horrible, lo amarraron de las piernas y brazos. A mí me arrodillaron y con el arma empezaron a manosearme por todos lados”, relató la ciudadana chilena.

Fue la madrugada del 8 de septiembre cuando carabineros chilenos detuvieron a los tres militares bolivianos. Dos días después, Rocha aseguró que fueron ellos quienes robaron su vehículo y la abusaron sexualmente. La defensa de los uniformados negó el hecho. Ahora, Yasna interpondrá un nuevo proceso contra los uniformados, que ahora están con detención preventiva por 90 días en el penal de Alto Hospicio.

Ayer, EL DEBER se comunicó con el abogado Christian Castro Hernández, jurista que contrató el Estado boliviano para defender a los militares. El abogado se excusó de dar declaraciones a este medio de comunicación.

Comunicado de Defensa

El Ministerio de Defensa, mediante un comunicado, afirmó que los tres militares que fueron detenidos en Chile “realizaban operaciones de alto riesgo” tras que fueran enviados a la cárcel de forma preventiva por 90 días.

La cartera de Estado aseguró que seguirán prestando colaboración jurídica para la defensa de los uniformados. Además, se conoció que un grupo de familiares viajará a Chile para visitar a los detenidos, pero todavía se hacen gestiones debido a las restricciones que dispuso el país vecino por la pandemia de coronavirus.

“Los tres militares, como miembros del Ejército de Bolivia, son profesionales formados con los más altos valores, quienes cumplían su misión Constitucional de defender y conservar la seguridad, el honor y la dignidad del Estado”, dice el comunicado de prensa del Ministerio de Defensa.

La Cancillería boliviana informó que brindará apoyo consular a los familiares de los uniformados, esto para que puedan visitarlos durante el tiempo que estén detenidos en el penal de Alto Hospicio.

La detención de los uniformados bolivianos se realizó el 8 de septiembre en la localidad de Pisiga Choque, a 15 kilómetros de la frontera, cuando estaban realizando un operativo de comiso de autos chutos que intentaban ingresar a territorio nacional, sin embargo, fueron aprehendidos por carabineros chilenos.

Mientras, el alcalde de Colchane -localidad fronteriza de Chile-, Javier García, indicó que tomará acciones para interponer una querella criminal contra los tres uniformados bolivianos.

“Lo que estamos buscando como municipio, bajo nuestra competencia es judicializar este hecho. En particular porque creemos en la justicia chilena (…), creemos que están todos los elementos para que el tribunal pueda llegar a una convicción razonable y por cierto, condenatoria en nuestro juicio”, dijo García.

Según el burgomaestre chileno, durante los últimos diez años se produjeron al menos 17 hechos relacionados a militares bolivianos en suelo chileno. “Los últimos 15 años nosotros hemos perdido 15 vecinos que han perdido sus vidas en situaciones similares, robo de vehículos, y han sido asesinados”, añadió el alcalde.

Para saber

Posición del Fiscal
En la audiencia, el fiscal Hardy Torres relató cómo supuestamente las víctimas fueron atacadas por los militares bolivianos, incluso recibiendo disparos de armas de fuego. Además, demostró que los efectivos pasaron a suelo chileno por lo menos dos kilómetros más allá de la frontera.

Defensa boliviana
La defensa boliviana demostró que los “contrabandistas” obligaron a que los militares bolivianos realicen una persecución y afirmó que ingresaron a suelo chileno sin darse cuenta. Además, admitió que se usaron armas de fuego. “Huían desde Bolivia a Chile. ¿Son víctimas de robo?”, afirmó el abogado Christian Castro Hernández.

Comentarios