Escucha esta nota aquí

El operativo se cumplió en el municipio cochabambino de Sacaba, donde reside el general Iván Patricio Inchauste. El militar fue aprehendido por un grupo de policías y fiscales que luego lo trasladó a La Paz, donde se investigan las responsabilidades penales por la muerte de civiles durante las protestas de 2019 en el barrio de Senkata, en El Alto.

Inchauste, quien llegó a La Paz a las 17:00 de ayer jueves, está acusado de homicidio, lesiones graves y leves. Fue identificado por los fiscales como uno de los creadores del plan “Sebastián Pagador” que ordenaba la protección de instalaciones petroleras y el traslado de cisternas con combustible a La Paz, el 19 de noviembre de 2019.

La comisión de fiscales que investiga la muerte de una decenas de personas y responsabilidades por las lesiones de otros 31 ciudadanos ya detuvieron por este caso a otros tres exjefes militares, quienes ahora están recluidos preventivamente. Inchauste puede correr la misma suerte si el juez, que verá su caso en las próximas horas, acepta la petición del fiscal de enviarlo a prisión preventiva.

A inicios de julio y por el caso Senkata, un juez de El Alto ordenó la detención en San Pedro del coronel del Ejército Julio César Tamayo. En marzo, el general en retiro y exdirector de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) Luis Fernando Valverde Ferrufino fue enviado al penal de El Abra, en Cochabamba, mientras que el excomandante de la División Mecanizada del Ejército, general Franko Suárez Gonzales, fue recluido en San Pedro, La Paz.

Inchauste fue comandante general de Ejército entre el 13 de noviembre 2019 al 4 de marzo del 2020, cuando fue reemplazado por el general Willy Pozo Torrico.

Anteriormente, frente a la comisión legislativa que investigaba este caso dijo desconocer lo sucedido en Sacaba y Senkata porque no se encontraba en el lugar. Cuando le consultaron sobre los fallecidos por arma de fuego aseguró que no había evidencia sobre el uso de armas de reglamento en los acontecimientos de 2019.

 “Como militares manejamos un arma de calibre mayor (pistolas calibre 9 milímetros, fusiles 5.56 Galil, Letal 162), no es un calibre militar y si han encontrado fallecidos y se ha demostrado que es ese el calibre, de seguro no pertenece al Ejército o las FFAA”, remarcó.

Además, los exjefes de la Fuerza Aérea y de la Armada están detenidos, acusados de sedición.


Comentarios