Escucha esta nota aquí

La orden de aprehensión contra el ex ministro de Defensa, Javier Zavaleta, tiene el mismo error que los anteriores casos: fue liberada sin que se haya notificado al acusado que se le estaba iniciando un proceso judicial, por esa razón el juez segundo de Instrucción en lo Penal, Javier Vargas, decidió anular esa orden que había contra la exautoridad.

El abogado de Zavaleta, José Ugarte Imaña declaró que el caso abierto contra su cliente es de enero de este año y recordó que el exministro ingresó a la embajada de México el 10 de noviembre y el 20 de ese mes ya tenía estatus de refugiado; todos esos elementos no fueron tomados en cuenta por los fiscales en el momento de emitir la orden de aprehensión.

“El arquitecto (Javier) Zavaleta no tiene conocimiento oficial de la denuncia como tal, y como se sabe, por medios de prensa nacional e internacional, el 10 de noviembre ingresó a la embajada de México y el 20 ya tenía estatus de refugiado y no se ha expedido el salvoconducto por el gobierno transitorio”, dijo el abogado defensor.

Aseguró que la Fiscalía podía haber notificado al acusado a través de edictos, cuando no está presente o no se puede ubicar, pero tampoco se cumplió con ese requisito, pese a que todo abogado debe conocer ese procedimiento.

Aseguró que las versiones sobre tres procesos contra su cliente, tampoco es de conocimiento del acusado, por tanto, en esos casos también se estaría violentando el derecho a la defensa.

El abogado deslindó responsabilidad en el día y la hora de la audiencia porque ellos acuden cuando existe una convocatoria judicial.

Similar

El abogado de Juan Ramón Quintana, Martín Irusta también dijo que la orden de aprehensión y el inicio de investigación por el caso terrorismo y financiamiento al terrorismo fue emitida el mismo día y que nunca comunicaron a su cliente de que tenía un juicio abierto en los tribunales.

Ese error de la fiscalía provocó que la acción de libertad planteada por la defensa fuera atendida por la juez Claudia Castro, quien confirmó que las fechas sobre la orden de aprehensión y el inicio de la causa no son correlativos.

Hasta el momento, la Fiscalía no se ha pronunciado sobre estas audiencias en las que ellos son parte recurrida, es decir que fueron los fiscales los que violentaron los derechos de los acusados y tuvieron que responder sobre las razones de esas órdenes que libraron.

Las notificaciones

Las notificaciones a los acusados, fue el otro común denominador en los casos del exministro Héctor Arce y del expresidente Evo Morales. Los abogados aseguraron que sus clientes no fueron notificados debidamente y que no puede iniciarse juicio sin que sepa el acusado.

Evo Morales nunca fue notificado por la Fiscalía que debía recurrir a la Cancillería para emitir el correspondiente exhorto suplicatorio a las autoridades argentinas, ese trámite era primordial para convocar a Morales y convocarlo a declarar, pero no hubo ninguna acción legal.