Escucha esta nota aquí

No hubo un desfile militar para recordar los 142 años de la defensa de Calama, pero el mensaje de esta fecha no estuvo ausente. En ese marco, el presidente Luis Arce planteó dialogar con Chile sobre el mar y “un nuevo relacionamiento”. Santiago acogió la propuesta, pero siempre en los términos del fallo que emitió la Corte Internacional de Justicia (CIJ) el 1 de octubre de 2018.

La propuesta de Arce, plasmada en una agenda de nueve puntos, tiene como base la necesidad de “identificar fórmulas de entendimiento entre pueblos hermanos para encontrar una solución concreta, útil, factible y mutuamente beneficiosa al enclaustramiento de Bolivia”. Así, plantea las preocupaciones respecto a mejoras portuarias, de libre tránsito, así como la instalación de zonas francas.

El canciller de Chile, Andrés Allamand, a través de un comunicado, valoró la propuesta del jefe de Estado, pero recordó los términos del fallo de 2018 respecto a la demanda marítima. “Esta fue definitivamente resuelta”, remarcó.

Los jueces de la CIJ señalaron, en la sentencia de 2018, que Chile no tiene obligación de negociar una salida soberana al mar en favor de Bolivia y que tenga como base conversaciones y compromisos adquiridos unilateralmente. No obstante, el dictamen aclara que la decisión “no debería interpretarse como un obstáculo para que ambas naciones dialoguen sobre las cuestiones tratadas” en el proceso legal internacional.

“El acceso soberano al mar para Bolivia es una cuestión abierta y pendiente, cuya solución preocupa a la comunidad internacional, la Corte Internacional de Justicia y que debe ser alcanzado a través de un diálogo sincero y mutuamente beneficioso para generar un clima de buena vecindad”, dijo Arce, ayer en la plaza Abaroa de La Paz.

“Chile expresa su convicción de que el diálogo no es solo el camino más idóneo, sino es el único razonable para alcanzar fórmulas de entendimiento, integración y cooperación entre ambas naciones. Chile, en el marco de un temario mutuamente acordado, está dispuesto a retomar sin dilaciones el diálogo con Bolivia”, concluyó la declaración de Allamand.

“Relaciones”

Tras el mensaje, el presidente de la Cámara de Senadores, Andrónico Rodríguez, anticipó la posibilidad de una visita de Arce a Chile, incluso habló de la probabilidad del restablecimiento de relaciones diplomáticas con la nación vecina.

“Este año (Arce) visitará diferentes países, entre ellos Chile. No hay fecha ni día, pero esperemos que en este mes o el próximo pueda darse esta visita”, dijo. Consultado sobre la posibilidad de restablecer relaciones con Chile, Rodríguez dijo: “Con todos. Con los que tenemos temas en común como con los que tenemos temas pendientes, hay que restablecer relaciones tanto con Chile como con otros países”.

“Sí, el presidente Arce tiene las intenciones de un diálogo político diplomático. Hay una agenda que está pendiente (libre tránsito y cooperación), Chile va a estar dispuesto a conversar”, señaló ayer la historiadora chilena Loreto Correa a EL DEBER Radio.

Para el historiador y militar boliviano Luis Alcázar, el mensaje de Arce “fue improvisado”, puesto que no aborda aspectos estratégicos en la relación con Chile.

Comentarios