Escucha esta nota aquí

Sorpresiva. Así fue asumida la decisión del presidente Luis Arce, quien a través del Comandante General de las Fuerzas Armadas, César Vallejos, instruyó el repliegue de todos los agregados militares desplegados en misiones diplomáticas que mantiene el país.

La instrucción fue remitida a través de un fax enviado el 27 de abril a todas las legaciones diplomáticas. “Por decisión del capitán general de las FFAA del Estado, sírvase disponer el repliegue de todo personal militar destinado en misión diplomática de su fuerza en el exterior del Estado Plurinacional”, señala el comunicado.

Un oficial del Ejército le explicó a EL DEBER que esas designaciones se hicieron el año pasado, durante el gobierno de Jeanine Áñez, pero otras son más recientes. “Además, quitaron el bono de frontera a algunas unidades militares”, informó el militar, tras pedir mantener su nombre en reserva.

“La gestión del agregado de Defensa debe durar dos años; eso es en todos los Estados y su labor es muy importante en términos presencia estatal en el ámbito internacional”, remarcó.

Tras la renuncia de Evo Morales, Áñez realizó cambios en las representaciones diplomáticas. En febrero de 2020 se llegó a acreditar a 30 oficiales en varias misiones diplomáticas del país.


Comentarios