Escucha esta nota aquí

Estrategias diferentes. Mientras el candidato opositor a la Alcaldía de La Paz, Iván Arias, se fue siete días a las laderas de La Paz para contrarrestar el voto duro del MAS, el postulante oficialista se reunió con juntas vecinales y se fue a la zona sur de la ciudad, donde se quemaron buses PumaKatari y las casas de periodistas y políticos, pero para rendir homenaje a supuestas víctimas que perdieron la vida en enfrentamientos con policías tras la salida del país del expresidente Evo Morales.

El lunes pasado arrancó “La Ruta del Negro Arias”, una visita a los macrodistritos de La Paz para plantear soluciones a las necesidades de cada zona de la ciudad.

Estuvo siete días y siete noches sin volver a casa: desayunando, almorzando y cenando en los siete macro distritos, como símbolo de una demostración de que así será mi gestión de la mano del ciudadano”, manifestó Iván Arias.

El 11 de noviembre en las zonas de Los Almendros, Los Rosales, El Pedregal, Ovejuyo, entre otros, grupos de personas fueron reprimidas por las fuerzas policiales.

El domingo, Dockweiler asistió a la zona sur de La Paz, donde turbas enardecidas, en octubre de 2109, quemaron buses municipales e incendiaron las casas de la periodista Casimira Lema y del exdefensor del pueblo y ex rector de la UMSA Waldo Albarracín. En ese lugar, donde residen buena parte de los opositores al MAS, declaró que cuando el pueblo salió a “recobrar la democracia” fue “brutalmente reprimido.



Comentarios