Escucha esta nota aquí

La jueza Claudia Castro del juzgado Tercero de Instrucción Cautelar Anticorrupción detectó varias irregularidades en la aprehensión de Leonardo Aliss y del capitán Daniel Bellot, el excuñado y el exedecán de Arturo Murillo, respectivamente. Esta decisión provocará acciones penales contra los efectivos policiales que actuaron en la captura de ambos ciudadanos y procesos disciplinarios contra los representantes de la Fiscalía.

Así lo señaló Patricio Vargas, abogado de Aliss, en un contacto con EL DEBER. El jurista ahora espera que las autoridades jurisdiccionales obren de acuerdo con esta decisión.

Aliss es un piloto comercial que trabajó en la aerolínea estatal BoA hasta abril de este año. Fue cuñado del exministro Murillo, con quien mantuvo una estrecha relación de amistad, según revelaron sus allegados en Cochabamba. Bellot fue edecán del exministro, ahora procesado por lavado de dinero en Estados Unidos.

Aliss fue detenido en Cochabamba luego de un operativo ejecutado por el servicio de inteligencia de la Policía. Fue transportado a La Paz en un vuelo de Amaszonas, no obstante, la apertura del caso en el Sistema Integrado de Registro Judicial es del 26 de mayo, según verificó este medio de comunicación, es decir luego de su “detención para fines investigativos”.

Vargas explicó que su cliente fue interceptado por los agentes el 26 de mayo por la mañana, “cuando estaba saliendo de una veterinaria”. “El ministro de Gobierno dijo que fue sorprendido cuando ingresó al banco, pero eso no es verdad, pues no hubo flagrancia; lo que no justifica una acción de esta naturaleza”, remarcó.

No obstante, el abogado admitió que el caso fue inscrito en la Fiscalía de La Paz a las 12:10 del 26 de mayo, pero de forma manual en el “libro de ingresos”. Para ese momento, tanto Aliss como Bellot ya estaban en celdas policiales para prestar sus declaraciones iniciales. 

“La jueza conoce este tema recién a las 12:47”, señaló el abogado. Al final, el fiscal Eddy Junior Flores activó un caso por ganancias ilícitas contra ambas personas. En el caso de Bellot por haber instruido a un subalterno que haga depósitos en favor del exministro por un monto de Bs 100.000 y el excuñado de Murillo fue señalado por acceder a las cajas de seguridad de Murillo al interior de la bóveda de la sucursal cochabambina del Banco Nacional de Bolivia (BNB).

“No existe un acta que revele el contenido de estas cajas. En realidad, mi cliente solo tuvo acceso a una, a la 153; no a las cuatro como dijo el ministro”, apunto Vargas. En la imputación se lee que el último ingreso del allegado de Murillo al BNB es el 15 de abril.

“Esperamos que las dos personas colaboren con la investigación, colaboren y den un informe al pueblo boliviano de cómo obtenían estos recursos y cómo eran trasladados al señor Arturo Murillo”, informó el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo.

A pesar de las observaciones al momento de la aprehensión y sobre la base de un nuevo proceso, vinculado con la posible legitimación ilícita de ganancias, la jueza Castro determinó que Bellot sea detenido preventivamente en San Pedro y Aliss en la cárcel cochabambina de El Abra. Hasta ayer, se esperaba el traslado de ambos.

Comentarios