Escucha esta nota aquí

Cuatro ciudadanos chilenos, integrantes de una organización criminal que se dedicaba a cometer atracos en distintos puntos de nuestro país, fueron enviados a la cárcel de Palmasola con orden judicial, pero ingresados al pabellón moderno de máxima seguridad denominado PC-7.

Se trata de Franco Antonio Pérez Veas, Alejandro Danilo Valenzuela Vergara, Jonathan Esteban Ordenes Leytón y Salenko Simón Kiriguin Olivares, imputados por la Fiscalía por tráfico ilícito de armas, falsedad material e ideológica, uso de instrumento falsificado y asociación delictuosa.

La Fiscalía presentó a los extranjeros ante la jueza Patricia Murillo, que tras una valoración ordenó su detención en Palmasola.

La decisión de ingresarlos en el PC-7 , de máxima seguridad, parte de autoridades penitenciarias por considerar que, según la Policía, se trata de sujetos de alta peligrosidad, que operaban con otros cinco que permanecen prófugos, buscados en todo el país.

El PC-7 es uno de los pabellones construidos en tres bloques con celdas individuales y barrotes.

Los golpes que dieron

Informes de la Felcc, revelan que los extranjeros operaban desde 2019 en Santa Cruz, Cochabamba, La Paz y Potosí. En nuestra ciudad participaron de varios asaltos armados. Tenían su base en casas alquiladas en Equipetrol y en otro barrio de la ciudad.

En Quillacollo, atracaron y robaron $us 200.000. Tenían planificado robar en Uyuni un carro de transporte de valores. Se tomaron fotos con las armas que utilizaban para intimidar a sus víctimas.

Comentarios