13 de febrero de 2023, 4:00 AM
13 de febrero de 2023, 4:00 AM


La Constitución Política del Estado (CPE) entró en vigor el 6 de febrero de 2009. El Gobierno destaca, sobre todo, su carácter pluralista. Esto no es otra cosa que la profundización de la igualdad en todos los aspectos del relacionamiento entre personas. Según el art. 1, “Bolivia se funda en la pluralidad y el pluralismo político, económico, jurídico, cultural y lingüístico”.

En el pluralismo político, el Gobierno central no termina de reconocer el derecho de los pueblos indígena-originario-campesinos a “la elección, designación y nominación directa de sus representantes, de acuerdo con sus normas y procedimientos propios” (art. 26.II.4). Aún los obliga a aplicar el voto individual para elegir a sus diputados (circunscripciones indígenas); tampoco les permite designar a los vocales indígenas para el Órgano Electoral. En la administración de su gobierno, aún los obligan a aplicar la Ley Safco.

En el pluralismo económico, en Bolivia aún no se reconocen las empresas comunitarias. Estas pueden, por ejemplo, adjudicarse la ejecución de proyectos estatales para su propia comunidad. Para hacerlo, tendría que convertirse en una empresa privada.

En el pluralismo jurídico, únicamente en cosas de poca importancia se les permite a los pueblos indígenas ejercer su jurisdicción de justicia. En delitos, están aún obligados a someterse a la justicia ordinaria. Esto implica menosprecio y falta de reconocimiento de la capacidad de los pueblos indígenas para administrar justicia.

En el pluralismo cultural, aún no se aplica la interculturalidad prevista en el art. 98 de la CPE. En especial con las culturas indígenas, la actitud gubernamental continúa mostrando que las cree inferiores, por lo que requieren aprender la cultura superior, la euroccidental mediante la educación formal.

Finalmente, en el pluralismo lingüístico, la CPE dice que las y los servidores públicos deben hablar al menos un idioma indígena (arts. 5 y 234.7). Esto es hoy un engaño, ya que es solo en papeles. En la práctica, hablan efectivamente solo quienes son o provienen de áreas rurales.

Como se puede observar, la implementación del pluralismo y el Estado Plurinacional en Bolivia, tras 14 años, aún está en su etapa inicial. Es urgente pasar, de una vez, del mero discurso gubernamental a la práctica real.

Tags