Escucha esta nota aquí


El problema para la provisión de materia prima para la fabricación de semiconductores se prolongará este año. Un dolor de cabeza al que la industria automotriz deberá hacer frente realizando paros escalonados, lo que frenará, hasta 2024, llegar a los niveles de producción de 2019, proyectó al Economista de México, Guido Vildozo, director de ventas de vehículos ligeros en América del Norte de IHS Markit.

Según el portal mexicano, Volkswagen anunció que la producción de los vehículos Taos y Tiguan se frenará por falta de semiconductores en la industria automotriz. General Motors ha sido una de las automotrices que más paros ha realizado durante 2021.

Este problema se da no sólo en las empresas de vehículos ligeros como Toyota, FCA, Mazda, Nissan, Ford, Audi, BMW, sino que ahora el sector de los camiones comienza a enfrentar el desabasto de los chips, como es el caso de Volvo camiones y Daimler en Europa, una situación que se extendió a América.

De acuerdo con Vildozo, la industria ya realiza cambios operativos en la manufactura de vehículos, en la cual las empresas destinan los pocos chips (semiconductores) electrónicos a los autos de mayor demanda y de mayor ganancia como lo son las SUV y pick ups. Por lo tanto, se espera que el problema se centre en la producción de subcompactos y compactos.

México alcanzó una producción de 3,5 millones de vehículos en 2021, cifra similar para esta gestión en la que además de las bajas en las ventas deberá hacer frente a los problemas para contar con los respectivos repuestos de autopartes y sensores electrónicos. Una situación que se va a repetir en los principales mercados de mundo.

Repuestos sencillos

Como ya lo adelantaron desde Hansa Ltda y Honda Autobol, empresas importadoras de vehículos de última gama, la provisión de autopartes será un problema que pondrá a prueba las diferentes estrategias de importación de las concesionarias bolivianas.

Sin embargo, donde hay crisis otros ven una oportunidad. Es el caso para Félix Soria, importador de repuestos para motos y vehículos que aún usan autopartes analógicos y con una fuerte presencia mecánica.

Soria detalló que desde hace dos años la demanda por repuestos para motos y vehículos ‘no tan modernos’ se ha incrementado especialmente en el interior del país. El importador, que tiene su centro de comercialización y distribución en el km 9 de La Guardia, detalló que esto productos tienen una gran demanda y que en la China la oferta es amplia y variada.

El problema está en los repuestos con sensores. Los que usan chip. Esos están escasos, pues los chips atienden una mayor demanda de celulares, tabletas y computadoras portátiles. Ya que todos trabajan desde su casa. En los repuestos mecánicos no hay problema y las ventas han subido”, dijo Soria, que vende estos productos en Riberalta, Trinidad, Yapacaní, San Julián y el Trópico cochabambino.

Comentarios