Escucha esta nota aquí

El Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) 2021 que divulgó Transparencia Internacional muestra que los niveles de corrupción no han registrado cambios a nivel mundial. En las Américas, apenas dos países han tenido avances importantes en las puntuaciones del IPC durante los últimos 10 años, mientras que Estados Unidos dejó de estar entre los 25 superiores por primera vez desde 2012.

Con 30 puntos sobre 100 en la calificación en esta gestión, Bolivia continúa entre los países de mayor percepción de la corrupción en el mundo. Los que se acercan a cero son los más predispuestos a las acciones corruptas y los más cercanos a 100 son más transparentes.

La ONG Transparencia examinó a 180 países de todos los continentes. Desde su creación en 1995, el IPC es el principal indicador global de la corrupción en el sector público.

El año pasado, nuestro país obtuvo un puntaje de 30 sobre 100, lo que significa que bajó otro punto en la calificación respecto al 2020, en el que obtuvo 31 sobre 100.

En el ranking general de transparencia, Bolivia se encuentra en el puesto 128, cuatro puestos más abajo que en la anterior gestión.

Estancamiento

“Los países de América están totalmente estancados en la lucha contra la corrupción. Los líderes corruptos apuntan contra activistas y consolidan su poder, al tiempo que se ataca a la prensa, la libertad de expresión y la libertad de asociación”, indicó Delia Ferreira Rubio, presidenta de Transparencia Internacional.

Se necesitan acciones contundentes para revertir esta tendencia, proteger a la sociedad civil y defender los derechos humanos y la democracia”, añadió la titular de la organización al presentar el informe.

Comentarios