El Deber logo
21 de marzo de 2023, 4:00 AM
21 de marzo de 2023, 4:00 AM

Bolivia jamás renunciará a su mar-Abog. MSc. DAEN. Raúl Ruiz Roca. Es director del Centro de Investigación CINDEPRO y excónsul de Bolivia en Iquique Chile


El presidente de Chile, Gabriel Boric, flanqueado de militares y políticos en la frontera con Bolivia, exige a nuestro Estado reconducir migrantes indocumentados, llamando a un diálogo para efectivizar protocolos de recepción de migrantes irregulares de distintas nacionalidades, imponiendo una normativa unilateral que no tiene ningún efecto bilateral o internacional; problema complicado, que se constituye en un tema de estudio complejo que requiere ser abordado desde diferentes ángulos con un diálogo multilateral, buscando soluciones mancomunadas en base al respeto de los derechos humanos de los migrantes con los Estados origen del problema, no siendo Bolivia la causa principal de los desplazamientos migratorios; pero las desavenencias van más allá, parlamentarios chilenos indican que todo esto tiene relación directa con los intereses marítimos que tenemos con Chile, lo que conlleva a pensar que la política chilena quiere relacionar a su conveniencia los temas controversiales con Bolivia para que tengan una connotación relacionada a nuestro derecho irrenunciable de volver a las costas del Pacífico, lo que me hace afirmar elocuente y a viva voz para que se entienda bien, para los bolivianos el tema marítimo no es una aspiración, es un “derecho” y refrendaremos las veces que sea necesario que: “Bolivia jamás renunciará a su mar”.

Cualquier acuerdo que se pueda llegar, debe ser en base a la integración y respeto bilateral e internacional, porque no se puede de manera unilateral con el pretexto de la seguridad fronteriza violentar los derechos humanos y el Tratado de Paz y Amistad de 1904 en contra de Bolivia.
Dicho tratado y sus protocolos complementarios, establecen que los bienes bolivianos, cualquiera sea su naturaleza o destino, que pasen por territorio chileno, tanto en tránsito como en importación o exportación, no estarán sujetos a impuestos ni a contribuciones de ninguna clase, gozarán de la libertad de tránsito a través del territorio chileno y pasarán libremente sin interrupción alguna.

El control militar a los migrantes y camiones bolivianos, en la ruta hacia Arica, en Colchane, Huara y otros en Chile, se puede interpretar como una restricción al libre tránsito comercial establecido en el Tratado de 1904. Dicha acción la justifican con motivos de seguridad por delitos propios fronterizos, lo que implica retrasos indebidos, inspecciones excesivas que limitan la libertad de tránsito comercial en circunstancias extremas. Cualquier medida que restringe el libre tránsito comercial de los productos bolivianos debe ser coherente con los términos del Tratado de 1904 y no puede ir más allá de lo que es estrictamente necesario para cumplir con los objetivos legítimos del control fronterizo.

Los productos bolivianos deben gozar de la libertad de tránsito a través del territorio chileno y ser exentos de todo impuesto, lo que en la práctica no se cumple debido a los cobros institucionales estatales y de concesiones privadas de diferentes instancias locales chilenas.

El Tratado de 1904 establece que los bienes bolivianos que transitan por el territorio chileno deben ser tratados en igualdad de condiciones que los bienes chilenos y que no deben ser sujetos a impuestos ni cargas adicionales, por lo que las inspecciones que se lleven a cabo en Chile deben ser sin discriminación, sin imponer cargas y controles adicionales a los bienes bolivianos.

Están mal acostumbrados al querer imponernos estrategias políticas unilaterales centralistas chilenas en contra de Bolivia de manera coactiva queriendo presionarnos equivocadamente y someternos a sus intereses, aprovechándose de la dependencia que tenemos de sus puertos, no siendo la primera vez que se realiza este tipo de acciones.

Acciones unilaterales que sólo están provocando un harakiri a la economía chilena que afecta también al comercio de Bolivia, porque no han tomado en consideración el factor económico del norte chileno que vive del tránsito y comercio boliviano por el uso de la zona franca y puertos, los que se verán afectados por esta medida.

El control por parte de Chile también debe ser ecuánime para las exportaciones de Chile hacia Bolivia, correspondiendo también a Chile asumir con valor su parte de responsabilidad por el contrabando, falsificación, lavado de dólares, lavado de activos, etc.

Tags