Escucha esta nota aquí

Con un acto simbólico de entrega en efectivo de Bs 1.000 a dos beneficiarios, una dama y un varón, de los 4 millones que recibirán el Bono contra el Hambre, el presidente Luis Arce Catacora activó el pago de beneficio económico que busca paliar las necesidades de las familias afectadas en su economía por la pandemia del Covid-19.

Arce instruyó al titular del Ministerio de Economía hacer los esfuerzos necesarios para que la ayuda estatal llegue a las familias más vulnerables del área rural, un sector que, a su criterio, fue excluido de las medidas “desesperadas, improvisadas y desconectadas de la realidad” decretadas en el Gobierno de transición de Jeanine Añez.

Los fondos para el pago de ese beneficio saldrán de dos créditos provenientes del Banco Mundial (BM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El jefe de Estado apuntó que con el pago del bono se ponen en marcha la reactivación de la demanda interna, variable que, según dijo, destruyó el anterior Gobierno y que costó 14 años construir para generar estabilidad y crecimiento económico. “Con el pago del bono vamos a reactivar la demanda y generar confianza y certidumbre”, refirió, al anotar que también ‘desmontarán’ el sistema normativo que dejó el Gobierno de transición e impulsarán leyes para el sector productivo.

Alcances del beneficio

El cronograma de pago del beneficio económico establece que, del 2 al 14 de este mes, pueden cobrar las personas de 50 a 59 años, mientras que, del 15 al 28 de diciembre, pueden hacerlo los ciudadanos cuyo rango oscile entre 40 y 49 años. Entre el 29 de diciembre y11 de enero de 2021, podrán hacerlo las personas de 30 a 39 años, y del 12 al 26 de enero de 2021, los que tengan entre 18 y 29 años.

Según el Ministerio de Economía, pueden cobrar el bono, por única vez, los ciudadanos mayores de 18 años cumplidos al 16 de septiembre de 2020, y menores de 60 años cumplidos al 1 de marzo de 2021, que no reciben sueldo del sector público o privado, ni pensión o renta de la Seguridad Social de Largo Plazo.

También están habilitados para cobrar el bono los beneficiarios de los bonos Universal y Juana Azurduy, además de las personas con discapacidad moderada, grave, muy grave y no videntes (que tienen carné de discapacitado) y los asegurados independientes en el Sistema Integral de Pensiones.

Podrán cobrar el beneficio en los bancos y entidades financieras habilitadas a escala nacional con su cédula de identidad. También mediante el abono a una cuenta bancaria de una entidad autorizada por la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI). En un sondeo realizado por la televisora estatal, más de un encuestado dijo que destinará el bono para comprar insumos básicos de la canasta familiar y pagar deudas.

Un enfoque técnico

A juzgar por el economista José Alberti, el Bono contra el Hambre es una medida paliativa que se esfumará en dos meses en el consumo básico de las familias y cuyo impacto no trascenderá en la reactivación económica que, según él, requiere un plan agresivo con una inyección de al menos $us 5.000 millones.

Comentarios