Escucha esta nota aquí

Santa Cruz registró en lo que va del año 857 casos nuevos de VIH-Sida, lo que significa que 2,5 personas fueron diagnosticadas cada día con este virus que avanza silenciosamente, especialmente entre la población joven.

Según los datos divulgados el martes, en el marco del Día Mundial de Lucha contra Sida, esta cifra es menor que la registrada a lo largo del 2019, cuando hubo 1.197 casos nuevos.

El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Marcelo Ríos, manifestó que este descenso puede deberse a las dificultades que tuvo la gente para acceder a los servicios de salud durante el confinamiento, pero también puede ser “fruto de una mayor conciencia y responsabilidad de la población” en su sexualidad.

Sin embargo, representantes de las personas con VIH son partidarios de que el confinamiento afectó el diagnóstico porque los servicios sanitarios priorizaron la atención al coronavirus y porque la gente no podía llegar hasta los centros de testeo. En este sentido, creen que el número de afectados es mayor a los que reportan las cifras oficiales porque no todos los casos fueron captados.

A diferencia de 1984, año en que se registró el primer caso de Sida en Bolivia, hoy las personas que viven con el VIH/Sida están organizadas. Sin embargo, pese a los avances en la lucha contra esta epidemia y en el respecto a sus derechos, consideran que queda mucho camino por recoger, más aún cuando la pandemia significó un retroceso en varios aspectos.

Precisamente, el martes la Red Nacional de Personas que viven con VIH-Sida emitió un manifiesto para denunciar que la pandemia de Covid-19 ha causado un fuerte impacto en la continuidad de la respuesta al VIH, tanto en la atención como en la prevención.

“Durante los picos más altos de la pandemia de Covid-19, varias personas con VIH han muerto por diversos problemas de salud que se volvieron mortales porque el sistema de salud no tenía la capacidad de responder a los problemas básicos de salud”, dice parte del pronunciamiento público.

En el texto también exigen que se garantice la existencia suficiente y continua de medicamentos antirretrovirales para todas las personas con VIH, además de la realización de pruebas de seguimiento de carga viral y CD4 (recuento de defensas) y de los exámenes de rutina, entre otras demandas.

 Ministro pide hablar del VIH

En el Día de Lucha contra el VIH-Sida, el ministro de Salud y Deportes, Edgar Pozo, pidió a la población boliviana hablar con valentía sobre el VIH/Sida, las medidas de prevención y cuidados que necesitan, principalmente los jóvenes, para prevenir que contraigan o transmitan el virus.

La autoridad subrayó que el Ministerio de Salud garantiza el acceso gratuito a los servicios de detección y pruebas del VIH.

Aseguró que el Sistema Único Nacional (SUS) atiende la lucha contra esta epidemia, a través del Programa VIH/Sida.



Comentarios