Escucha esta nota aquí

Para el candidato presidencial de la alianza Creemos, Luis Fernando Camacho, no hay plan B. Está decidido a ganar la elección del 18 de octubre en primera vuelta. 

Así lo dijo en el programa ¡Qué Semana! de EL DEBER Radio, donde señaló que su campaña tiene carácter nacional, pese a que su proyecto político nació en Santa Cruz, en la lucha desde las rotondas para sacar del poder a Evo Morales.

Dos días después de la bajada de la candidatura de la presidenta Jeanine Áñez, descarta cualquier posibilidad de acercamiento y diálogo con Comunidad Ciudadana (CC) y Juntos. “No es una cuestión de dirigir el voto. 

Si el voto útil está tratando de decir que sea para que no vuelva Evo Morales, entonces no es con ninguno de la vieja política. Las encuestas que están en las calles se van a reflejar en 18 de octubre”, indicó el exlíder cívico antes de partir a Cochabamba , donde siguió con la campaña electoral.

Para Camacho no hay plan B, porque su plan es ganar y no hay ninguna posibilidad de bajar su candidatura. “Vamos a llegar hasta el final, y estamos demostrando día a día que podemos ganar, que lo podemos hacer desde la calle”.

Rechaza el resultado de las encuestas, que ahora lo colocan en el tercer lugar, en la intención de voto nacional, porque considera que intentan dirigir el voto útil hacia una candidatura como la de Carlos Mesas que, en su criterio es un aborto del mismo masismo.

Dijo que sus caravanas están empezando. “Si no salimos a las calles y no demostramos el apoyo de la gente, seguiremos con la dictadura de las encuestas y nos marcarán el camino con un falso voto útil”. Está convencido de lograr un triunfo.

Vamos a ganar en todo el país, eso se lo garantizo. Le moleste a quien le moleste. Lo hemos venido mostrando en las calles y lo vamos a seguir mostrando, y lo vamos a mostrar el 18 de octubre. Ganaremos en primera vuelta”.

Dijo que los demás líderes están en busca direccionar el voto útil por el miedo a que vuelva el MAS. “Nosotros no queremos el voto del miedo, tampoco queremos pelear el segundo lugar para ser el voto útil; vamos con una propuesta para todo Bolivia y poder ganar unas elecciones y no estar buscando el voto útil, en esa mediocridad de estar diciendo bueno yo soy segundo: voten por mí. Tenemos que generar tranquilidad y esperanza en los bolivianos. Vamos a ganar y podemos ser la opción no solo para que el MAS no vuelva, sino porque somos la opción para reflejar qué es lo que quiere el pueblo y cambiar el viejo sistema.

Descartó cualquier acercamiento con CC y Juntos. “Nuestra posición no es buscar el oportunismo como hace la vieja clase política, es llevar propuestas y ser la opción única para gobernar Bolivia y eso es sin pactismo, es con el voto el pueblo. Nuestra alianza es con la gente, no con los viejos políticos, ni con aquellos que convivieron con el MAS”.

Propuestas

Plantea un nuevo sistema de Estado, reduciendo al mínimo el gasto público, lo que implica recortar gastos de viáticos, pasajes y vender ese avión presidencial para destinar esos recursos a los pacientes con cáncer. “Todo lo que son gastos del Estado se deben resumir en su máxima expresión”.

Destacó que hay que darle al sector privado la posibilidad de invertir y el Estado debe garantizar esa inversión para que se pueda impulsar la economía y generar empleo.

Resumió que su plan de Gobierno se basa en seis pilares: la transformación económica, política, tecnológica, judicial, la descentralización y la modernización del Estado. Dijo que su propuesta coincide en lo que quiere la gente y lo que se ha recogido en la calle.