Escucha esta nota aquí

Con el objetivo de consolidar un proyecto país desde las regiones y de consolidar el surgimiento de nuevos liderazgos, Luis Fernando Camacho, ahora expresidente del Comité pro Santa Cruz, presentó ayer su carta de renuncia y oficializó su intención de candidatear a la Presidencia en las elecciones generales de 2020.

“Estos dos motivos me hacen afirmar que no he faltado a mi palabra manifestando mi decisión de candidatear a la Presidencia de Bolivia en las próximas elecciones nacionales, de ser aceptada esta renuncia, porque quiero que Evo Morales, Álvaro García Linera y su cúpula de secuaces no vuelvan a gobernarnos nunca más y esa aún es una tarea pendiente”, expresó ayer en el documento que presentó ante el directorio en pleno.

La decisión se oficializó ayer en la reunión de directorio del Comité Cívico. Su renuncia fue aceptada de manera únanime por los representantes de los 24 sectores que conforman esta institución. 

“Quiero que las cosas sigan cambiando y que el pueblo deje de estar relegado de las decisiones públicas y entre también al palacio, a ese palacio donde depositamos la Biblia y con ella nuestra fe en Dios”, manifestó el líder cívico.
Con la renuncia, la posta pasa a Rómulo Calvo, quien ratificó la determinación que había hecho pública Camacho a través de su cuenta de Twitter. 

“Por unanimidad se aceptó la renuncia para que vaya a elecciones. Creemos que es una persona íntegra que demostró no solamente a Santa Cruz sino a Bolivia entera el compromiso que tiene con la democracia, con el pueblo boliviano”, señaló Calvo.

La tarea del nuevo presidente cívico, tal como él mismo lo explica, será darle continuidad a los dos grandes desafíos cuando asumieron el 26 de febrero: luchar por hacer respetar el resultado del 21 de febrero de 2016, que le dijo No a la repostulación de Evo Morales, y la de crear un nuevo proyecto de país desde las regiones.

“Vamos a acompañar la transición y las nuevas elecciones. Siempre buscando los beneficios para las regiones”, indicó Calvo.

En nueve meses, el liderazgo de Camacho creció de tal manera que le permitió encarar el paro más largo de la historia cruceña, por 21 días, y de comandar la protesta contra el fraude electoral en las elecciones del 20 de octubre a escala nacional. 

Si bien en los momentos de mayor conflictividad Camacho dijo que no sería candidato, él se refirió también a este aspecto en su misiva. “Cuando lo dije, estaba plenamente convencido de ello (...). Hoy, las circunstancias son distintas, las oportunidades y el compromiso con muchos sectores a nivel nacional es diferente, impensable el actual escenario en aquel momento”, escribió.

Anoche, el líder cívico se retiró del Comité sin dar declaraciones, por lo que aún se desconoce la sigla con la que piensa candidatear, y su potencial compañero de fórmula. Si bien la figura de Marco Antonio Pumari, presidente del Comité Cívico Potosinista, con quien compartió la lucha es el primer nombre que surge, esta situación no fue confirmada por el cívico potosino, quien consultado por EL DEBER no quiso confirmar ni rechazar esta posibilidad. 

El PDC descartó a Chi

La directiva del Partido Demócrata Cristiano (PDC) determinó ayer descartar a Chi Hyun Chung como su candidato a la Presidencia en 2020, para buscar nuevos liderazgos en el sector cívico, por lo cual adelantaron que buscarán acercarse a Luis Fernando Camacho y Marco Pumari. 

La decisión fue anunciada por el presidente y delegado del PDC ante el Órgano Electoral, Luis Ayllón, tras una reunión en Tarija.

Respecto a Chi, quien obtuvo un 8,7% en los comicios anulados, Ayllón agradeció al pastor por haber aceptado la candidatura, pero había hecho otros acercamientos por cuenta propia, sin respetar los lineamientos del partido.

A través de redes sociales, el entorno de Chi ratificó que buscarán otra sigla para candidatear. 

Escenario electoral

Román Loayza, dirigente del Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (IPSP), y exmilitante del Movimiento Al Socialismo (MAS), llamó a los sectores a refundar esta sigla “y enterrar al MAS”, debido a que la ve como una sigla estigmatizada por la corrupción. 

Por su parte, Samuel Doria Medina, jefe de UN, compartió un spot en redes en el que propone una época de “reconciliación” y habla de “atender la economía para crear prosperidad y empleo para todos”. Antes, se manifestó en contra de “un frente único” para los comicios 2020, que había pedido Camacho, y aunque no confirmó que sería candidato, dijo que aguardaba a la convocatoria. 

Quien se sumó a esta propuesta fue Virginio Lema, excandidato por el MNR, quien anunció que declina a la posibilidad de volver a presentarse, dijo que cree en la unidad y en la necesidad “de un Gobierno fuerte”. Siglas como el FPV y UCS anticiparon que buscarán alianzas; mientras en el MAS manifestaron que trabajan en una “reorganización interna previa”.