Escucha esta nota aquí

Canales de drenaje sin baranda y puentes peatonales en mal estado en distintos puntos de la ciudad representan un riesgo para conductores y peatones. Los fuertes vientos y las lluvias aumentan el peligro, pues la gente atraviesa estos cruces haciendo trapecio y poniendo a prueba su equilibrio.

Los adultos mayores y los niños son los que más se arriesgan y los accidentes se producen en distintos lugares. Han ocurrido tragedias porque algunos vehículos o personas cayeron a los canales y fueron arrastrados por las aguas.




El mismo alcalde Jhonny Fernández indicó que hay más de 100 kilómetros de canales sin protectores. Además, se estima que unos 400 puentes peatonales no tienen barandas de seguridad o presentan daños en su infraestructura o fueron construidos de forma improvisada, por lo que necesitan mantenimiento o que sean reemplazados por nuevos. 

La queja frecuente de los vecinos en los barrios es el mal estado de los puentes que les sirven para cruzar los canales de drenaje. En la avenida Tres Pasos al Frente, desde el sexto anillo, el desagüe no tiene barandas de seguridad. Lo mismo ocurre en la radial 10 y 8vo anillo, donde los vecinos se vieron obligados a construir un precario puente peatonal.




Sobre la avenida 16 de Julio, llegando a La Campana, hay al menos siete puentes peatonales sin barandas.

Freddy Gerardo Alarcón, vecino del barrio Internacional de la zona del Plan Tres Mil, indicó que se necesitan estructuras más sólidas sobre los canales de drenaje, porque en el barrio donde vive colinda con la avenida Arroyito y el canal de la zona, a la altura del 8vo anillo, necesita reforzamiento. 

“Los estudiantes son los más perjudicados porque todos los días tienen que pasar por los puentes de madera que están sobre el canal de drenaje. También tenemos un mercado y una feria que únicamente funciona fines de semana, y donde la mayoría acude para abastecerse. Por eso es necesario tener pasarelas más resistentes porque las que tenemos son de madera y con el tiempo se van deteriorando, lo que representa un peligro”, manifestó el vecino.

Agregó que estas estructuras de madera son cuatro y sirven para comunicar el barrio Internacional con el barrio Victoria. Asimismo, aseguró que se necesita prolongar los canales de drenaje porque cada vez que llueve no hay acceso a la zona, lo que provoca incluso la suspensión de las actividades escolares. 

Ladislao Rodríguez, vecino del barrio Fortaleza de la zona del Nuevo Palmar, contó que en este lugar tenían un puente peatonal, pero fue retirado por la anterior gestión municipal y cuando en el presente año solicitaron que se les vuelva a colocar, les dijeron que no era posible porque no había recursos económicos. 




“Necesitamos una estructura para llegar a los almacenes y ventas que están pasando el canal de drenaje, pero lamentablemente la Alcaldía nos sale con que no hay presupuesto. Esas tablas que tenemos son un peligro para los que cruzamos porque son resbalosas y se pudren rápido”.

Con referencia a este problema de los vecinos, Omar Rivera, representante de la Fedjuve, dijo que desde la anterior gestión municipal vienen solicitando la colocación de puentes peatonales e inclusive se había impulsado una ley autonómica municipal, pero al final no se avanzó en nada. 

“Lo que han hecho es construir puentecitos con barandas, pero esos protectores no han durado ni siquiera tres meses porque los han destruido o los delincuentes se han llevado los fierros. Después tenemos los de madera, a los que les faltan algunas tablas y que representan un riesgo porque el vecino al andar puede pisar mal, meter el pie y quedar lastimado”. 

Rivera agregó que espera que la Alcaldía pueda construir los puentes más sólidos.

Plan integral

Hace unas semanas, durante el anuncio de un nuevo plan de pavimento para la ciudad el alcalde señaló que el municipio necesita más de 100 kilómetros de protectores para los canales de drenaje que se construyó en la anterior gestión. 

Complementó que ya no se van a construir “puentecitos” porque más tardan en construirlos que en deteriorarse y, por eso, anunció otro modelo para los puentes peatonales.

Anunció que los antiguos serán reconstruidos con todas las medidas de seguridad. “Las pasarelas peatonales representan inseguridad para los peatones, por eso tenemos que presentar ese nuevo diseño. Estamos también viendo lo relacionado con la platita porque como todos los distritos tienen el mismo problema, queremos tener un plan integral para implementarlo y que se acabe con estas estructuras que no duran”, agregó Fernández. 

Por su parte, el arquitecto Guido Landívar ve que “lamentablemente” no se tiene un plan para el mejoramiento de la infraestructura de la ciudad y, por eso, el vecino se ve desprotegido. “Se tiene que hacer un levantamiento de datos con lo que necesita en cada sector de la ciudad, porque se siguen poniendo solamente parches”, manifestó.




Comentarios