Escucha esta nota aquí

Fueron días de angustia para la familia de Estefany, una joven boliviana víctima del narcotráfico que falleció en Chile. Su cuerpo continúa en la comuna chilena de Chañaral, lugar donde murió en un accidente carretero, pero la Cancillería boliviana ya termina los trámites para que los restos de la joven puedan llegar vía terrestre hasta la Villa Primero de Mayo, en Santa Cruz de la Sierra.

La joven, que tenía sólo 19 años, había llegado a Iquique, al norte de Chile, con falsas promesas. Le ofrecieron trabajo. No lo dudó y se fue a buscar mejor futuro sin que su familia lo sepa. Ni bien arribó, la encerraron en un dormitorio. Fue el 8 de junio cuando Estefany tragó ovoides con cocaína. Al día siguiente un accidente en carretera acabó con su vida.

Rodrigo, el hermano de Estefany, relató que desde el 8 de junio su familia vivió días de angustia por no encontrar respuestas de las autoridades consulares de Bolivia en Chile. Su padre se encuentra en Iquique, pero varias veces se chocó con la puerta cerrada del consulado por las restricciones debido a la pandemia.

Ya no tenemos dinero para que mi papá pueda hacer las gestiones (en Chile). No tenemos ayuda de nadie. A mi papá le dieron una autorización de circulación para que el cuerpo (de mi hermana) sea trasladado de Chañaral a la frontera”, afirmó.

La viceministra de Gestión Institucional y Consular, Eva Chuquimia, informó a EL DEBER que los trámites para la repatriación del cuerpo de Estefany y de su amiga están en la última fase. La autoridad envió a este medio una carta firmada por el agente consular boliviano en Antofagasta, Ausberto Cortez, quien solicita a la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Salud en Copiapó la autorización para la repatriación de los dos cuerpos.

“Como es natural para el servicio consular, estamos atendiendo el caso desde el inicio. Se complicó un poco por el cierre de fronteras en Chile, pero ya se agilizó con la funeraria previo cumplimiento de toda la documentación de rigor y los protocolos de sanidad. Estamos ya en los últimos trámites para la repatriación del cuerpo que será vía terrestre. (El trámite) se encuentra a cargo los consulados de Antofagasta e Iquique, según competencia en sus jurisdicciones”, explicó Chuquimia.

Además, la oficina consular de Bolivia en Iquique entregó una carta al padre de Estefany pidiendo autorización para la circulación del cuerpo de Estefany desde Chañaral hasta Colchane, población fronteriza con Bolivia. Este viaje debería ejecutarse el 28 de junio y la autorización tiene validez de 72 horas después de la fecha establecida para el traslado. La carta es firmada por el cónsul en Iquique, Eloy Poma Machaca.

La abogada chilena que asesora a la familia de Estefany informó que sólo faltaba la carta dirigida al Seremi de Salud de Copiapó y que con este trámite se podrá repatriar el cuerpo de la joven y su amiga.

Estefany murió el 9 de junio en Chañaral. Abordó un bus en Alto Hospicio, cerca de Iquique. El vehículo chocó con un camión que transportaba verduras. Siete personas murieron: los dos tripulantes del camión y cinco que iban en el bus, entre ellas las bolivianas.

La joven salió de la Villa Primero de Mayo sin que su familia lo sepa. Se contactó con una amiga, quien le ofreció ir a Chile con la excusa de conseguir de trabajo.

La OS7, unidad antidroga de los Carabineros de Chile, encontró ovoides de cocaína en el estómago de Estefany. La joven llevaba medio kilo de la sustancia controlada y no se tiene definido si su destino final era la capital chilena o la ciudad de Valparaíso.

Comentarios