Opinión

cara a cara

24 de diciembre de 2019, 3:00 AM
24 de diciembre de 2019, 3:00 AM

14208.png Entre tifones, huracanes y terremotos, los incendios en la Chiquitania que consumieron millones de hectáreas de bosques y pastizales figuraron entre los peores desastres medioambientales del planeta en 2019.

La llegada de la temporada de lluvias en la región, está ayudando a la reforestación de la zona afectada que gradualmente recupera el verdor sobre la tierra maravillosamente pródiga. 

Otra buena noticia está relacionada con los esfuerzos mancomunados de instituciones, autoridades y comunidades traducidos en acciones diversas para reparar el grave daño como la producción de 1,2 millones de plantines de diferentes especies nativas que luego serán trasplantados en la región chiquitana. La terrible devastación del bosque parece haber dejado una buena lección. Hay mucha tarea pendiente en materia preventiva para evitar un nuevo desastre.

 14211.png Catorce años después, alejado del poder, desde su refugio en Argentina, Evo Morales dijo estar dispuesto a conversar con periodistas bolivianos. Son momentos de ‘reflexión y debate’, agregó en su comunicación del último fin de semana. Desde su empoderamiento, el exjefazo fue extremadamente abusivo, prepotente e irrespetuoso con la prensa nacional a la que puso entre ojos como ‘enemiga’ de su gestión.

Las escasas oportunidades que concedió a sus entrevistadores tuvieron abrupto final cuando percibía algún tipo de cuestionamiento. Especialmente por algunos temas que debe poner en claro sin faltar a la verdad, puede que tenga cierta utilidad entrevistar a Morales con agenda abierta y nada complaciente. En todo caso, él debe saber que el que se enoja, pierde…



Tags