Opinión

cara a cara

1 de enero de 2020, 3:00 AM
1 de enero de 2020, 3:00 AM

_Bolivia empieza a transitar un nuevo año con fe, esperanza y optimismo. Un año electoral con reglas claras y árbitros imparciales. Disipados los nubarrones del horizonte, hay razones para confiar en un futuro con certidumbre y en mejores condiciones de vida para los bolivianos, pese a las apreturas provocadas por la desaceleración económica que responde a una crisis global.

No obstante, arranca promisoria también una nueva década. Lo es por el despertar y la toma de conciencia de la ciudadanía joven, protagonista principal de una movilización histórica en defensa de la libertad y de la democracia. 

Son principios irrenunciables para los bolivianos que respiran aires renovados y confiados renuevan sus metas personales y sus compromisos con el país. ¡Feliz y venturoso 2020!

 12845.png Según la OMS, el 25% de la población mundial tiene problemas de conducta relacionados con el uso excesivo de las nuevas tecnologías comunicacionales que también acarrea problemas de salud, como tumores cerebrales, dolores cervicales, desórdenes en el sueño, sobrepeso en niños y adolescentes, afectación crónica en los ojos, entre otros. 

El papa Francisco pidió que se restablezca el diálogo familiar porque, incluso a la hora del almuerzo, el silencio entre los comensales podría cortarse con un cuchillo por causa de su adicción al celular y su amplia oferta distractiva. Atendamos el pedido de Bergoglio mejorando sustancialmente nuestra comunicación interpersonal. Es muy necesario y saludable hacerlo.



Tags