Opinión

cara a cara

7 de enero de 2020, 3:00 AM
7 de enero de 2020, 3:00 AM

_ La antesala de los Premios Óscar fue una noche de sorpresas. La ceremonia de los Globos de Oro, con grandes estrellas del cine mundial, lució impecable, sin embargo, los pronósticos no resultaron como muchas de las encuestas fallidas a las que desde hace un tiempo nos tienen acostumbrados algunos especialistas.

Los más nominados (Historia de un matrimonio, El Irlandés y Joker) trastabillaron ante un jurado exigente que prefirió otorgar como mejor película a 1917 (aún no estrenada en Bolivia y otros) y a su director Sam Mendes. Sin embargo, el irreverente Quentin Tarantino fue el ganador de la noche, al empuñar con una felicidad exultante tres Globos de Oro por su Había una vez en Hollywood.

Del lado de las extranjeras, la surcoreana Parásitos, altamente recomendable, se llevó el trofeo y lo seguirá haciendo en otras competencias. Salvo la gran Roxana Arquette y Joaquin Phoenix rompieron el molde y hablaron de política. El cine tuvo muchas estrellas y algunas nueces.

_La Alcaldía cruceña ha tomado la previsión de resguardar la seguridad de los transeúntes que cruzan por el segundo anillo en la intersección de la avenida Velarde, a la altura del Cine Center. Es uno de los sitios más peligrosos para el peatón, con registros y pruebas. Aún no se contempla al menos un puente peatonal aéreo, para que la gente pueda cruzar sin peligros ni riesgos y así aliviar también a los conductores que transitan con el temor de algún cruce suicida con un posterior pronóstico reservado.



Tags