Opinión

Cara a Cara

8 de febrero de 2020, 3:00 AM
8 de febrero de 2020, 3:00 AM

Hasta hace unos días apicultores de Villa Montes decidieron bloquear la ruta internacional que une Bolivia con Argentina por una demanda de desatención de parte de las autoridades nacionales. Pocas horas pasaron de ese bloqueo que duró casi tres días cuando en un abrir y cerrar de ojos los cívicos de Tarija volvieron a poner candado al paso internacional exigiendo la instalación de la Vicepresidencia de la Administración, Control y Fiscalización de YPFB en el Gran Chaco. Otra vez decenas de camiones, buses, vehículos particulares y demás, parados bajo el ferviente sol chaqueño por problemas que bien podrían resolverse en una mesa de diálogo. Poco se ha aprendido en estos últimos tiempos si como único recurso se opta por privarle el derecho de libre tránsito a los demás para hacerse escuchar.

Otra vez el fútbol vende cara su derrota. Blooming cayó en su casa ante Emelec de Ecuador por goleada. Esa misma noche, el equipo alteño Always Ready fue derrotado en El Campín de Bogotá ante Millonarios (2-0). Mal inicio de Copa Sudamericana. Dos ejemplos que evidencian que en los andamios internacionales la caída es un denominador común. La noche anterior Oriente Petrolero había perdido ante Vasco da Gama en Río de Janeiro. El único que sacó la cara por Bolivia fue The Strongest, que venció a Atlético Tucumán en La Paz 2-0 por Copa Libertadores. Parece que los equipos nacionales tropiezan ineludiblemente en las competencias internacionales. Una mala e insoportable costumbre. Ojalá que en el fútbol nuestro de cada día también existan las revoluciones.

Tags