Edición Impresa

cara a cara

Juan Carlos Rivero 3/3/2020 03:00

Escucha esta nota aquí

_El coronavirus está afectando la economía mundial con la fuerza de grandes crisis económicas globales ocurridas en el pasado. 

No podía ser de otra manera, pues China –el principal afectado por el virus– prácticamente fabrica todo lo que usted y yo tenemos a nuestro alcance en este momento. Ya se habla de un bajón en la oferta de teléfonos celulares, pues hasta los iPhones se fabrican en China, y basta decir que cerca de un 80% de los vestidos de novia que el mundo demanda se confeccionan allá. 

En Bolivia se suele afirmar que la economía nacional está blindada frente a crisis externas, pero no se aclara cuán dependientes somos. 

Chile y Perú, por ejemplo, dependen de China para el 33% y el 25% de sus exportaciones respectivamente; ellos tienen motivos para preocuparse. De todas maneras, Bolivia debería tomar sus previsiones porque su relación comercial con el gigante asiático venía creciendo. Habrá efectos directos e indirectos al bolsillo de la gente.

 

_Ningún alma enamorada o despechada puede quedar indiferente frente a ese poema que empieza diciendo: “Al perderte yo a ti, tú y yo hemos perdido…”. Yo ni siquiera estaba en edad de enamorarme, menos de sufrir un desengaño, cuando lo leí por primera vez en un póster colgado en un ropero. 

Me atrapó, me impactó, lo memoricé. Su autor, Ernesto Cardenal, acaba de fallecer. Nunca pensé que ese poema que conocí en mi niñez lo iba a escuchar nuevamente en la venerable voz del mismísimo Cardenal, cuando visitó Santa Cruz en 2014.



Comentarios