Edición Impresa

OPINIÓN

Cara a Cara

Escucha esta nota aquí

La lucha contra el Covid-19 será unificada o no será nada. El cuidado y la protección será completa o no servirá. Son registros de los que saben y que dan a la pandemia del coronavirus la importancia que se merece. En reunión extraordinaria de la Organización Mundial de la Salud ayer se reiteraron conceptos y advertencias sobre la gravedad del problema y se agregaron otras. "La pandemia es una crisis de salud que se da una vez en un siglo y cuyos efectos se sentirán en las próximas décadas", dijo el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, y lo nuevo: "sus efectos se sentirán durante las próximas décadas". Es decir, no solo en la salud de la humanidad, también en la economía y en las políticas sociales que los países deberán tomar en cuenta para llevar adelante sus vidas y planificar su futuro. Hasta ayer 31 de julio las cifras de fallecidos rondaban los 684.000 y casi 18 millones de casos confirmados.

Una semana amarga. Se fueron ilustres personas que tanto aportaron a Santa Cruz y al país. Se fueron músicos y cineastas. Se fue una icónica librería y se cerraron los libros y el saber se quedó bajo la alfombra de la ignorancia. Se apagaron luces y se largaron sombras. Hasta El Mars 2020, la nave espacial que transporta al rover Perseverance al 'planeta rojo' está experimentando dificultades técnicas. Bolivia decide alargar la cuarentena, así como otros países vecinos como Argentina y Perú. Entre marchas y contramarchas, la disputas por las vacunas y quienes las conseguirán primero. Europa sin turistas y con nuevas olas de contagios y EEUU que no sabe si las elecciones de noviembre se postergarán o no. Pero entre tantas recomendaciones abundan las desprolijas formas que los humanos insistimos en reproducir en desmedro de todos. Seguimos incendiando lo mejor que tenemos. Será mejor que comencemos a aprender mucho de todo esto porque estamos completamente involucrados en las causas y fuertemente en las consecuencias. La factura llegó y antes que nos falte oxígeno alguien la tendrá que pagar.