Opinión

cara a cara

17 de marzo de 2021, 5:00 AM
17 de marzo de 2021, 5:00 AM

_Una vez más, está montado el escenario de la confrontación por quienes parecen sentirse muy a sus anchas, sin medir consecuencias. A la oleada represiva del Gobierno tras los resultados del 7M, se sucedieron masivas movilizaciones en rechazo al embate oficialista que derivó en la sumaria detención de la expresidente Jeanine Áñez, exministros y militares. En tanto, organizaciones afines al régimen gobernante se han declarado en ‘movilización permanente’ atribuyéndole a la ‘derecha’ intentos de desestabilizar al presidente Arce, que apenas se dejó ver y escuchar en los últimos días. La reconciliación del país es una quimera y las tensiones impiden aliviar la inacabable crisis que lo sacude.

_Bolivia conoce a Luis Almagro, secretario General de la OEA. En mayo de 2020 fue invitado especial del caudillo cocalero antes de que lanzara su campaña para las elecciones generales que en octubre de ese año derivaron en el fraude denunciado luego por la misma OEA y otros organismos internacionales. Aquella vez, Chapare fue el lugar del encuentro. Morales quería mostrarle a su entonces amigo el “modelo” de lucha contra el narcotráfico, aunque en realidad buscaba validar su ilegal cuarta repostulación. 

Ahora no puede ver ni en pintura a Almagro, al que acusa de proteger un nuevo atentado a nuestra manoseada democracia, después de que el funcionario expresara su preocupación por lo que pasa en Bolivia donde el Ministerio de Justicia anuncia acciones legales en su contra por… ‘injerencia’ en asuntos internos. No son duraderas las relaciones por mera conveniencia…




Tags