Opinión

cara a cara

28 de abril de 2021, 5:00 AM
28 de abril de 2021, 5:00 AM

_Tres mujeres bolivianas fueron repatriadas desde Argentina y Paraguay. Dos de ellas estaban en situación de calle y una tercera sufría maltrato familiar. La Cancillería coordinó su retorno con los consulados de Bolivia en ambos países. De vuelta a casa se reencontraron con los suyos y pueden fijar un nuevo rumbo a sus vidas. ¿No será posible una gestión similar con los numerosos extranjeros que deambulan en condiciones penosas, atrapados por el vicio o viviendo de la caridad en nuestro medio? Los países de origen tendrían que ocuparse de sus ciudadanos en estado de abandono y gestionar su traslado o repatriación. En estos casos hace falta un gesto solidario y de humanidad como el de la Cancillería boliviana que se hizo cargo de sus connacionales.

 _Keiko Fujimori, candidata a la Presidencia de Perú, nació en Lima el 25 de mayo de 1975. Sus padres también son peruanos, hijos de inmigrantes japoneses. Ella fue primera dama (1994-2000) y congresista (2006-2011), y desde 2010 preside Fuerza Popular. Nunca fue presidenta ni senadora de su país como lo afirmó públicamente y muy suelto de cuerpo un despistado diputado masista, que le sugirió a la señora Fujimori que se postulara a la Presidencia de…¡Japón! Remató su desatino pidiéndole, hecho el gracioso, que no le temblaran las ‘chiquizuelas’ (?) frente al izquierdista Pedro Castillo en la segunda vuelta electoral del 6 de junio próximo. Imposible no sentir vergüenza ajena por la bellaquería de un impresentable parlamentario cuya ridiculez traspasó las fronteras del país.

Tags