Opinión

cara a cara

7 de julio de 2021, 5:00 AM
7 de julio de 2021, 5:00 AM

_A dos años desde su implementación en el primer anillo de circunvalación, el Sistema de Tránsito Rápido (BRT) ha quedado atascado y la inversión hecha por la anterior gestión municipal, Bs 150 millones, corre el riesgo de convertirse en gasto inútil. Para el Sarao, como se bautizó al proyecto vial, se cambió el pavimento en toda la avenida al igual que el sistema de semáforos y se levantaron 28 estaciones de transferencia. Se supo que incluso estaba garantizado el financiamiento de un crédito de la CAF por $us 36,6 millones para obras complementarias y la construcción del corredor Norte-Sur de 40 kms de recorrido

_El alcalde ha dicho que el Sarao “no funciona como está” y un concejal, más pesimista, cree que la obra se convertirá en un elefante blanco. Habrá que aguardar los resultados de una auditoría técnica y financiera para determinar los pasos a seguir. También tendrán que armarse de paciencia los transportistas que desembolsaron $us 6 millones en la adquisición de una veintena de buses especialmente acondicionados para el BRT. Un monto similar dicen haber gastado en meses de prueba transportando gratis a los usuarios y por eso no se les cruza por la cabeza la idea de perder su inversión.

_En tanto, en medio del acostumbrado desorden en calles y avenidas de la ciudad, con menos del 10% de sus conductores vacunados contra el Covid 19, el transporte público sigue ofreciendo prestaciones deficientes sin mejoras en ningún sentido para garantizar la comodidad y seguridad a los siempre sufridos pasajeros.

Tags