Opinión

cara a cara

12 de julio de 2021, 5:00 AM
12 de julio de 2021, 5:00 AM

_ “Una semanita para volver a clases”. Lo dijo el presidente Luis Arce en Laja (una población cercana al lago Titicaca en el departamento de La Paz). No fue preciso y lanzó la frase poco después de criticar al gobierno de Jeanine Áñez por clausurar el año escolar. Lo curioso es que hizo la afirmación a pocos minutos de pedir que la población se vacune porque “se viene la cuarta ola”. Resultan contradictorias las aseveraciones del mandatario, porque si se suspendieron las clases presenciales y semipresenciales fue porque llegaba el pico de la tercera ola. Entonces queda la sensación de que la estrategia es errática. Será importante conocer la ruta crítica en el combate a la pandemia de coronavirus.

_Cientos de cubanos salieron a protestar contra el gobierno de Miguel Díaz Canel. El récord de contagios de covid y la falta de medicamentos, así como de condiciones para atender a los pacientes, han sido los disparadores. Los ciudadanos gritaban en la calle que no tenían miedo, pues se sabe que en la isla no existe libertad de expresión. En respuesta, el presidente llamó a sus files a salir a las calles “dispuestos al combate” para neutralizar el descontento. Entretanto, en Caracas (Venezuela) llegaron a más de 25 los fallecidos por balas perdidas de los enfrentamientos entre bandas criminales y policías. Así están dos países gobernados por ‘referentes’ de autoridades bolivianas. Queda claro el mal manejo de las crisis que los azotan. Y queda claro que a sus gobernantes no les importa hacer que se peleen sus gobernados, mientras ellos se mantienen en el poder.



Tags