Opinión

Cara a cara

24 de agosto de 2021, 5:00 AM
24 de agosto de 2021, 5:00 AM

_Una veintena de incendios forestales se mantienen activos en Santa Cruz. De acuerdo a informes oficiales se registran 280 focos de quemas nuevos en el departamento y suman 4.628 focos en agosto y al menos 19.352 focos en este año. Esta vez los fuegos, que provienen de la mano del hombre, comenzaron antes. Pero además se evidencia una falta de coordinación entre las instancias correspondientes para hacer de esta tragedia una causa común. Y mientras las declaratorias de desastre no llegan, se sigue quemando todo. Lo mismo ocurre en salud. En plena pandemia decenas de pacientes en situación crítica quedarán sin asistencia médica. Ya cerró el primer domo en Santa Cruz de la Sierra y el Ministerio de Salud anunció que no hará nuevos contratos en la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (Aisem). Esta medida afectará a 368 profesionales que atienden cuatro hospitales. De esa tirantez política, ¿quién se perjudica? La gente, la que vota y confía en sus autoridades.

_Suman los casos de violencia doméstica, intrafamiliar y de género en Bolivia. La filmación de un ex funcionario municipal maltratando y agrediendo a su pareja indigna y avergüenza. El alcalde Jhonny Fernández lo destituyó del cargo y dispuso, de oficio, una denuncia penal por el deplorable hecho. Que no sea una excepción, para que la regla no nos doble los dedos. Los índices de la violencia de género aumentan y mientras no se denuncien y se penalicen este tipo de situaciones seguiremos sumando víctimas y violaciones a los derechos de las personas.



Tags