Opinión

Cara a cara

1 de octubre de 2021, 5:00 AM
1 de octubre de 2021, 5:00 AM

_Confrontado y envuelto por una espiral de conflictos que alteran la paz social en medio de una aguda crisis económica y sanitaria, el país ingresa al último trimestre del año. Octubre, cuyo tránsito se inicia hoy, parece un mes ‘disparador’ de tensiones y predestinado, además, para el registro de impactantes hechos. En octubre de 2003, la denominada ‘guerra del gas’ desalojó del poder a Sánchez de Lozada. Dieciseis años más tarde, en octubre de 2019, la manipulación del cómputo de votos derivó en la anulación de las elecciones generales y en la renuncia y huida del entonces presidente Morales.

_Hoy en día, el Gobierno de Luis Arce tiene abiertos diversos frentes y en algunos casos, como la disputa feroz del jugoso mercado de la coca en La Paz, el remedio resultó peor que la enfermedad. Dividir a los cocaleros no fue la mejor ‘receta’ y desde hace rato, las escaramuzas con los policías tienen en ascuas a vecinos de vastas zonas paceñas. Ignorar la marcha de indígenas de tierras bajas, equivale a esconder la cabeza como el avestruz en vez de dialogar y atender reivindicaciones largamente postergadas. De otro lado, es muy inflamable el contenido de una ley para investigar ganancias ilícitas y cuyos alcances inspiran mucha desconfianza. Y ¡faltaba más! el Tribunal ‘vigilante’ de la CPE se hace el distraído y vuelve a avalar como ‘derecho humano’ la reelección indefinida de los ebrios consuetudinarios de poder. En Bolivia, los conflictos en octubre 2021 vienen en combo y con disparates de yapa…



Tags